ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

El Bloc dice que "espera" que Aguiar dimita

PALMA DE MALLORCA, 18 (EUROPA PRESS) La vicepresidenta del Consell de Mallorca y consellera de Cultura y Patrimonio, Joana Lluïsa Mascaró (Bloc), confió hoy que el director insular de Carreteras, Gonzalo Aguiar (UM), presente su dimisión, después de haber sido detenido esta mañana en el marco de la Operación Peaje, que investiga presuntas irregularidades en la construcción de la carretera Palma-Manacor en la pasada legislatura. Mascaró consideró que la situación derivada de la detención de Aguiar, que se suma a la de 17 personas más, entre las que se encuentran dos funcionarios del Consell relacionados con el proyecto y el director de la UTE adjudicataria, es "muy dura y desagradable" y subrayó que "ahora es el momento de tomar decisiones". A su parecer, una detención implica "acusaciones muy firmes como para adoptar una determinación" al respecto, aseguró Mascaró en declaraciones a los medios minutos antes de asistir al Consejo Ejecutivo para preparar el pleno que celebrará la Institución este viernes. "Si de las declaraciones de Aguiar salen indicios de delito será el momento de pedir su dimisión", remarcó Mascaró. Una postura bien distinta fue la que mostró el vicepresidente del Consell y conseller de Obras Públicas, Antoni Pascual (UM), quien tras conocer la detención de Aguiar manifestó que espera que a él también le llamen a declarar en el marco de la Operación Peaje. En declaraciones a los medios, tras conocer la detención de su mano derecha, Pascual restó importancia a la detención y afirmó que ésta tiene como objetivo que el máximo responsable de Carreteras del Consell ofrezca explicaciones sobre el caso, por lo que consideró lógico que él también tuviera que ofrecer su versión de los hechos ante la autoridad policial. Pascual señaló asimismo que hasta el momento no ha recibido notificación alguna de la querella que la Fiscalía Anticorrupción ha presentado contra él por este caso, y se mostró no obstante "muy preocupado" por la gravedad de los hechos que rodean una infraestructura de la que él era el máximo responsable en la pasada legislatura.