El cura descubierto con su amante en la playa 'cuelga los hábitos' para casarse y unirse a la Iglesia Episcopal

NUEVA YORK, 28 (del corresponsal de EUROPA PRESS, Emilio López Romero)

El padre Alberto Cutié, el popular sacerdote católico hispano que fue descubierto hace unas semanas en una conocida playa de Miami (Florida) con su amante, ha optado finalmente por 'colgar los hábitos' para casarse con su novia y unirse a la Iglesia Episcopal.

La ceremonia privada fue oficiada en la Catedral de la Trinidad, en el centro de Miami, por el obispo Leo Frade, director de la Diócesis Episcopal del Sudeste de Florida, y posteriormente ambos comparecieron ante los medios de comunicación.

"He decidido entrar en una nueva familia espiritual pero quiero aclarar que nunca abandonaré mi servicio a Dios, promoviendo la unidad de todos los creyentes", afirmó el padre Cutié en sus breves declaraciones a los medios.

El sacerdote, toda una celebridad en la comunidad hispana de Estados Unidos por su aparición en los medios de comunicación, quiso subrayar que su "lucha personal" no debe "manchar" el compromiso de los sacerdotes católicos que deciden vivir "a plenitud" su compromiso con el celibato.

Además, pidió que se respete su privacidad "y la de todos sus seres queridos" para que puedan empezar esta "nueva etapa" con el respeto y la consideración que se merece. "La vida es una búsqueda constante de la voluntad de Dios y por eso seguiré proclamando la palabra de Dios desde esta comunidad", añadió.

La prensa de Miami ha asegurado que Cutié, de 40 años, está dispuesto a casarse con su novia, que ha sido identificada por los medios como Ruhama Buni Canellis, de 35 años y madre de un niño de 14 años que vive en Miami Beach.