El desacuerdo entre el Parlamento Europeo y los países echa abajo la ampliación de la jornada laboral

  • Bruselas, 28 abr (EFE).- El Parlamento Europeo (PE) y los gobiernos de los Veintisiete no han logrado finalmente llegar a un acuerdo para sacar adelante la nueva directiva comunitaria de tiempo de trabajo, un desacuerdo que provoca la caída de la propuesta para elevar el máximo de la jornada laboral hasta las 65 horas semanales.

El desacuerdo entre el Parlamento Europeo y los países echa abajo la ampliación de la jornada laboral

El desacuerdo entre el Parlamento Europeo y los países echa abajo la ampliación de la jornada laboral

Bruselas, 28 abr (EFE).- El Parlamento Europeo (PE) y los gobiernos de los Veintisiete no han logrado finalmente llegar a un acuerdo para sacar adelante la nueva directiva comunitaria de tiempo de trabajo, un desacuerdo que provoca la caída de la propuesta para elevar el máximo de la jornada laboral hasta las 65 horas semanales.

Representantes de la Eurocámara y de los países trataron hasta esta madrugada de alcanzar un compromiso, pero sus posturas resultaron ser irreconciliables.

El principal punto de conflicto siguió siendo en todo momento la negativa de los eurodiputados a aceptar la implantación definitiva del "opt-out", la cláusula transitoria que permite en varios países europeos que el trabajador prolongue su jornada por encima del tope de 48 horas semanales si así lo pacta con el empresario.

El fracaso de las negociaciones tumba definitivamente la reforma de la directiva de tiempo de trabajo, que la UE tramitaba desde hace cinco años, y hará que las normas actuales sigan en vigor.

En un comunicado, la presidencia de turno checa ha lamentado la "inflexibilidad" de los eurodiputados y ha subrayado que las nuevas normas que defendían los Estados miembros suponían "una clara mejora" de la situación.

Así, el ministro checo de Trabajo, Petr Necas, ha recordado que en los países que actualmente aplican la cláusula del "opt-out" se permite trabajar hasta un máximo de 78 horas, frente al límite de entre 60 y 65 que establecía la nueva directiva.

Sin embargo, frente al carácter temporal que tiene ahora, el nuevo texto convertía la excepción en definitiva, algo que el Parlamento se ha negado a aceptar.

"El 'opt-out' no puede ser para siempre", ha señalado la eurodiputada socialista alemana Mechtild Rothe, que lideró a la Eurocámara en las negociaciones.

Para Alejandro Cercas (PSOE), que fue el ponente de la directiva en el PE, "un mal acuerdo habría empeorado la situación de los trabajadores en general y de los médicos en particular".

Sin embargo, el ministro checo ha insistido en que "el resultado de las negociaciones ha estado influenciado por la cercanía de las elecciones europeas", y ha considerado que los diputados "no han aceptado un acuerdo que mejoraba las condiciones de los trabajadores" y "han dado prioridad a la ideología frente a la realidad política y económica".

También ha lamentado la falta de acuerdo la Comisión Europea (CE), que presentó en las últimas semanas varios textos de compromiso para tratar de sacar adelante la reforma.

Tanto para Bruselas como para la Presidencia, la no aprobación de la nueva directiva llevará a más países a utilizar el "opt-out", que además no tendrá las restricciones introducidas en la reforma.

El comisario europeo de Trabajo, Vladimir Spidla, ha explicado en una nota que el Ejecutivo comunitario reflexionará sobre el resultado y decidirá los siguientes pasos, que podrían suponer reiniciar el proceso legislativo buscando de nuevo la reforma.

El gran interés de la UE por cambiar las normas de tiempo de trabajo deriva, principalmente, de la situación irregular en la que se encuentran muchos Estados miembros en el ámbito de las guardias médicas, que no se contabilizan dentro de la jornada laboral.

En los últimos años, varias sentencias de la Justicia europea han dictaminado que, según la legislación en vigor, esos periodos deben considerarse como tiempo de trabajo, algo que pondría en peligro los sistemas de sanidad de un buen número de países.