El Gobierno armenio espera que se abra a lo largo de este año la frontera con Turquía

EREVÁN, 26 (del enviado especial de EUROPA PRESS, Rafa Martín)

El Gobierno armenio espera reanudar "de forma completamente normalizada" la relación diplomática con Turquía comenzando por la reapertura "a lo largo de este año" de la frontera entre los dos países, cerrada desde 1993, según informó el ministro de Exteriores armenio, Edvard Nalbandyan.

Ambos países llevan ya más de 15 años sin mantener relaciones diplomáticas tras el cierre de la frontera ordenado por el Gobierno de Ankara, en respuesta al conflicto en el Alto Karabaj, autoproclamada república independiente y asociada al Gobierno armenio, a pesar de que se encuentra físicamente en territorio de Azerbayán, que cuenta con el apoyo de Turquía.

Sin embargo, y a raíz de la reciente firma esta semana del principio de acuerdo para la normalización de las relaciones, el ministro Naldbandyan se mostró "esperanzado" de que ambos países "reinicien sus relaciones de forma completamente normalizada", dado que el conflicto en el Alto Karabaj es un factor "absolutamente independiente" en la hoja de ruta que se ha propuesto para las negociaciones y cuyos pasos concretos siguen sin divulgarse.

"Cuando hablo de normalización, preciso que no sólo se refiere a la apertura de la frontera, sino a la disposición de ambos gobiernos a abordar toda clase de asuntos", explicó Naldbandyan en comentarios recogidos por Europa Press.

"La cuestión del Alto Karabaj es totalmente independiente del acuerdo", precisó Nalbandyan, "porque es un problema exclusivo entre Azerbayán y nosotros". "Les hemos pedido mil veces (a Azerbayán), que aborden esta cuestión con nosotros, pero todos los intentos de acercamiento han sido rechazados", indicó el ministro.