El Gobierno de EEUU lo confirma: no hay 'apocalipsis zombie'


  • ¿Se han percatado de los innumerables sucesos macabros registrados durante la última semana en diferentes ciudades de norteamérica en los que se repetían casos de humanos tentados a devorar a sus congéneres? Pues bien, ya pueden estar tranquilos. La Agencia de Control y Prevención de Enfermedades estadounidense afirma que no existe problema alguno: los zombies no existen.

Zombies Walk Sydney City Streets

Zombies Walk Sydney City Streets

La ola de terror que asola Estados Unidos desde que el pasado sábado Rudy Eugene fuese abatido a tiros por la policía de Miami mientras arrancaba a dentelladas el rostro a un indigente, parece haber sembrado el terror en todo el territorio estadounidense. Tanto es así, que el término 'apocalipsis zombie' se convirtió en la tercera búsqueda más popular de Google durante la mañana de este viernes.

Quizá sea por ello que los Centros para el Control y la Prevención (CDC) de enfermedades se han visto obligados a salir al paso, para tranquilizar a la población y asegurar que no existen los zombies.

"Nuestra oficina no tiene constancia de ningún virus que pueda reanimen a los muertos (o algún otro que pueda presentar síntomas parecidos a los zombies)", afirmó el portavoz de la agencia, David Daigle, a 'The Huffington Post'.

Los casos, no solo de Eugene, sino también aquellos protagonizados por Alexander Kinyua y Luka Rocco, parecen haber disparado las alarmas hasta límites insospechados. "¡Hay que actuar ahora antes de que se produzca un brote!", llegó un a comentar un lector anónimo del diario 'Huffington Post' tras conocer los hechos.

Quizá sea por esto que la CCD ha salido al paso para apuntar que, si bien en el mundo animal sí existen síntomas parecidos a los atribuidos a los zombies, aún no se han detectado estos entre humanos.

En cualquier caso, y como ya ha quedado patente con un nuevo hongo detectado en un bosque brasileño y llamado Ophiocordyceps camponoti-balzani, existen diferentes componentes naturales nocivos que pueden alterar la conducta humana y volver a quien lo tome en contra de sus congéneres.

Según algunos testigos, el caso de Eugene se ajustaría a este patrón, ya que, según fuentes policiales, el joven de Miami habría consumido una droga conocida como 'sales de baño'. Una sustancia que, según el informe 2011 del Instituto Nacional de Abusos de Drogas de Estados Unidos, contiene diversos elementos químicos, similares a las anfetaminas, que produciría aumento de la presión arterial, agitación, alucinaciones y paranoias.

Por todo ello, la CDC ha desmentido la existencia de virus como el Ataxic Neurodegenrative Satiety Deficiency Syndrome, sobre el que el Doctor Steven C. Schlozmande la Universidad de Harvard realizó una investigación con el fin de esclarecer la forma en que los 'muertos vivientes' conseguían activar sus capacidades motrices para regresar de entre los muertos a sembrar el terror sobre la faz de la tierra.

Pero por ahora no teman. Pese a los incidentes registrados en Estados Unidos parece que la 'zombie-mania' queda aún reservada para los amantes del género cinematográfico que habrán de aguardar a Halloween para ver de nuevo las calles atestadas de muertos vivientes en busca de carne fresca.