El Gobierno nombrará a un quechuahablante como responsable político en la zona del VRAE

  • Lima, 25 abr (EFE).- El Gobierno peruano reemplazará al actual responsable político del plan de desarrollo del Valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE), donde se combate al terrorismo y el narcotráfico, por un profesional quechuahablante, anunció hoy el primer ministro Yehude Simon.

El Gobierno nombrará a un quechuahablante como responsable político en la zona del VRAE

El Gobierno nombrará a un quechuahablante como responsable político en la zona del VRAE

Lima, 25 abr (EFE).- El Gobierno peruano reemplazará al actual responsable político del plan de desarrollo del Valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE), donde se combate al terrorismo y el narcotráfico, por un profesional quechuahablante, anunció hoy el primer ministro Yehude Simon.

El actual encargado político del plan, Jorge Durand, "es un buen profesional, evidentemente vive más en Lima porque tiene que hacer las gestiones, pero lo cierto es que vamos a darle las gracias por sus servicios prestados y estamos trayendo a alguien quechuahablante con mucha formación", declaró Simon al canal N.

El primer ministro opinó que el nuevo responsable político tiene que poder comunicarse con la población del VRAE, asentada en una zona boscosa de la sierra y la selva del sur del país.

Simon añadió que "Durand ha cumplido un papel importante pero cuando no tenemos los resultados que esperamos, tenemos que darle las gracias por los servicios prestados y ahora estamos buscando recomendaciones".

El Gobierno de Alan García ha recibido duras críticas en las últimas semanas contra el plan desarrollado en el VRAE por su presunta improvisación y falta de conocimiento de la zona.

Hace dos semanas, una patrulla del Ejército fue emboscada por una columna remanente de Sendero Luminoso causando la muerte de 14 militares, entre ellos un menor de edad, lo cual destapó otro escándalo por mandar a menores a una zona de conflicto.

Además, esta semana, pobladores de Sanabamba, la comunidad donde se produjo el ataque terrorista, denunciaron que fueron obligados por los soldados a recoger los cadáveres de los militares emboscados, que cayeron a una profunda quebrada, en una zona minada.

Asimismo, los militares asentados en la zona estarían obligando a los pobladores a llevarles comida, pues un campesino, Delicio Ccajaychuco, pisó una mina y estaría en peligro de perder una pierna por internarse en el bosque para trasladar unas vacas para los soldados.

Al ser consultado sobre esas denuncias, el ministro de Defensa, Antero Flores Aráoz, dijo que el afectado no había sido obligado por nadie a ingresar en esa zona y que "él solito ha pisado la mina", tras descartar que se vaya a realizar una investigación sobre las denuncias.

El comandante general del Ejército peruano, Otto Guibovich, declaró la semana pasada a un diario de Lima que, de no enfrentar adecuadamente a Sendero Luminoso, éste puede convertirse en unas nuevas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En el tema de armamento, Guibovich señaló que, según informes de 2008, los remanentes de Sendero poseen "17 lanza granadas, dos ametralladoras antiaéreas, cuatro de tierra y más de 400 senderistas armados", gracias a la alianza que mantienen con el narcotráfico.