El padre de Noemí, a la que se relaciona con Berluconi, asegura que es "pura" y que está "orgulloso" de ello

ROMA, 25 (EUROPA PRESS/ Gloria Moreno)

El padre de Noemí Letizia, la chica de 18 años cuya imprecisa relación con Silvio Berlusconi ha escandalizado a Italia, aseguró hoy que su hija es "pura" y que está orgulloso de ello, según declaró en una entrevista publicada por el diario napolitano 'Il Mattino'.

"Digo con rotunda claridad que mi hija es pura. Acordaos de esta palabra: pura. Y estoy orgulloso de ello. Todo lo demás son ilaciones de las que estarán llamados a responder todos aquellos que sigan ofendiendo a mi familia", aseveró Benedetto Letizia.

Letizia se quejó del "río de falsedad" que en este último mes "ha arrollado la existencia" de su hija. "Vosotros, los periódicos, habéis dicho de todo y ¿sabe lo que respondo? (sonríe) que si quieren se puede hacer la prueba del ADN", aseguró en referencia al rumor de que Noemí podría ser hija del 'premier' y cuya base está en el hecho de que la joven llama 'papi' a Berlusconi.

Letizia, que hasta este momento no había querido precisar más, reveló el modo en que conoció a Silvio Berlusconi para desmentir así las afirmaciones del ex novio de su hija, Gino Flaminio, que en una entrevista publicada ayer por el diario 'La Repubblica' había asegurado que fue Berlusconi quien se puso directamente en contacto con ella tras quedar prendado de su belleza.

Las revelaciones de Flaminio causaron la ira de Letizia que ha decidido querellarse tanto contra el joven como contra el diario que ha publicado sus declaraciones, además de revelar finalmente el 'secreto' sobre su relación con Berlusconi.

Según su relato, ésta se remontaría al año 2001 a raíz de la muerte de su hijo Yuri, de 19 años, que falleció como consecuencia de un accidente de coche. "Hice llegar la noticia al presidente y dos días después me respondió con una carta dolorida, conmovedora". Luego, en Navidad, Letizia viajó a Roma y allí presentó a su familia a Berlusconi.

"Fue la primera vez que vio a Anna (su mujer) y a Noemí. Precisamente en esa ocasión, después de haber recordado el trágico final de mi hijo, para desdramatizar, le dijo a Noemí, que entonces tenía 10 años, que le tratara como a su abuelito. Entonces intervine yo y dije: abuelo me parece poco generoso, mejor que le llame papi", relató Letizia.

Por su parte, Berlusconi aseguró que reaccionará y explicará "exactamente" cuál es la situación, según declaró a la cadena de televisión estadounidense CNN. "Tendré a todos los italianos conmigo y, una vez más, esta acusación se convertirá en un boomerang" contra quienes la han lanzado, afirmó.