El Papa dice que la Resurrección fue real, aunque manidas teorías la nieguen

  • Ciudad del Vaticano, 15 abr (EFE).- Benedicto XVI dijo hoy que la Resurrección de Cristo es un hecho "real, histórico y testificado por testigos acreditados" y que hay que reafirmarlo con fuerza "porque también ahora no falta quien intenta negarla con viejas y manidas teorías presentándolas como nuevas".

El Papa dice que la Resurrección fue real, aunque manidas teorías la nieguen

El Papa dice que la Resurrección fue real, aunque manidas teorías la nieguen

Ciudad del Vaticano, 15 abr (EFE).- Benedicto XVI dijo hoy que la Resurrección de Cristo es un hecho "real, histórico y testificado por testigos acreditados" y que hay que reafirmarlo con fuerza "porque también ahora no falta quien intenta negarla con viejas y manidas teorías presentándolas como nuevas".

El Papa así lo afirmó ante más de 40.000 personas que asistieron en la plaza de San Pedro del Vaticano a la audiencia pública de los miércoles, en la que le cantaron el "cumpleaños feliz", ya que mañana, 16 de abril, cumple 82 años.

"Es fundamental proclamar la resurrección de Jesús de Nazaret como hecho real, histórico, testificado por muchos y acreditados testimonios. Lo decimos con fuerza ya que en nuestro tiempo no falta quien intenta negar la historicidad reduciendo la narración evangélica a un mito o una visión de los apóstoles, recuperando y presentando viejas y ya manidas teorías como nuevas y científicas", manifestó.

El Obispo de Roma agregó que la Resurrección no fue para Cristo un simple regreso a la vida anterior, como ocurrió con Lázaro, sino el pase a una dimensión de vida profundamente nueva, "que implica a toda la familia humana".

La Resurrección de Cristo, añadió el Pontífice, cambió la vida de los testigos oculares de la misma y a lo largo de los siglos generaciones enteras de hombres y mujeres la acogieron con fe y la testimoniaron, pagando muchas veces con el precio de su sangre y del martirio.

El Pontífice señaló que en la Pascua Dios se revela a sí mismo y como la potencia del amor trinitario que aniquila las fuerzas destructoras del mal y la muerte.

Como es habitual, durante la audiencia el Papa saludó a los presentes en diferentes idiomas, entre ellos el español, a los que animó a acoger el misterio de la Resurrección de Cristo y exhortó a que sean testigos "de esa gozosa verdad que cambia nuestras vidas".

A la audiencia asistieron españoles de las diócesis de Mérida-Badajoz, de Cuenca, Segorbe-Castellón, Valencia, Albacete, Orihuela, Burgos, Alicante, así como seminaristas del Seminario Mayor Interdiocesano de Cataluña y religiosos agustinos del Monasterio de El Escorial (Madrid).

También asistió la comunidad española del Comando de la OTAN en Nápoles (sur de Italia), grupo del canal católico de Televisión "María-Visión", de México, de Argentina y otros países iberoamericanos como Portugal y Brasil.

Los mexicanos le cantaron "Las mañanitas", a la vez que todos los fieles latinoamericanos le desearon feliz cumpleaños.

Concluida la audiencia, el Papa regresará a la residencia de Castel Gandolfo, a unos 30 kilómetros al sur de Roma, donde se encuentra descansando de los fatigosos ritos de la Semana Santa.

Benedicto XVI regresó de nuevo al Vaticano el sábado por la tarde.