El partido de Lula reitera respaldo a candidatura de Rousseff pese a cáncer

  • Río de Janeiro, 25 abr (EFE).- Los líderes del oficialista Partido de los Trabajadores (PT) reiteraron su respaldo a la candidatura presidencial de la ministra de la Presidencia, Dilma Rousseff, pese a que la funcionaria anunció hoy que se someterá a quimioterapia luego de que le extrajeran un tumor maligno.

Río de Janeiro, 25 abr (EFE).- Los líderes del oficialista Partido de los Trabajadores (PT) reiteraron su respaldo a la candidatura presidencial de la ministra de la Presidencia, Dilma Rousseff, pese a que la funcionaria anunció hoy que se someterá a quimioterapia luego de que le extrajeran un tumor maligno.

"No veo ningún problema en que ella sea candidata. Continuamos contando con ella", afirmó el presidente del PT, el diputado Ricardo Berzoini, al ser interrogado sobre si el diagnóstico de cáncer y el tratamiento podrían afectar las aspiraciones de Rousseff.

"Ella continúa siendo nuestra candidata", agregó el diputado José Eduardo Cardozo, un importante dirigente del PT en Sao Paulo, el estado más poblado de Brasil.

Pese a que la candidatura no ha sido lanzada oficialmente, Rousseff ya es tratada como precandidata por los dirigentes del PT y por el propio presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, su principal defensor y quien la trata como su preferida a sucederle.

Lula, que no puede aspirar a un tercer mandato en las elecciones presidenciales de octubre de 2010, ha dejado claro que apoyará las aspiraciones de su ministra y ha pedido a todos los partidos oficialistas que apoyen la candidatura.

Pese a que Rousseff se niega a dar declaraciones sobre la disputa presidencial del próximo ano, su posible candidatura volvió a ser el asunto más discutido tras el anuncio de que sus médicos le habían descubierto y extraído un linfoma (tumor cancerígeno en el sistema linfático) de los ganglios de una axila.

"La noticia que tenemos es que está todo bajo control. Hoy la medicina tiene muchos instrumentos para atacar esa enfermedad y como ella fue detectada en un estado muy inicial no debe cambiar mucho el ritmo de trabajo de la ministra", afirmó Berzoini.

"Para nosotros eso no modifica para nada nuestros planos (para la campaña electoral del próximo año)", agregó el presidente del PT.

Rousseff, pese a no confirmar ni desmentir sus aspiraciones presidenciales, se sometió recientemente a una cirugía plástica para mejorar su apariencia, alteró el tono de sus otrora discursos técnicos para hacerlos más políticos, y viene recorriendo todo el país para anunciar diferentes obras públicas.

En una rueda de prensa que concedió este sábado en Sao Paulo, la ministra dijo que, tras la extracción del linfoma, los nuevos exámenes no detectaron ningún otro foco de cáncer en su organismo.

Aseguró que se someterá a quimioterapia como "tratamiento complementario" durante unos cuatro meses para garantizar las mayores posibilidades de cura de la enfermedad.

Rousseff agregó que, pese a la agresividad del tratamiento, sus médicos le garantizaron que podrá continuar con su rutina habitual y que no necesitará alterar su agenda.

La ministra, que no respondió a ninguna de las preguntas sobre su posible candidatura presidencial en las elecciones de 2010, aseguró que mantendrá todas las actividades programadas.