El presidente de la cámara de los Comunes británica presenta su dimisión


El 'speaker' de la Cámara de los Comunes ha presentado su dimisión que se hará efectiva a partir del 22 de junio | Europa Press

El 'speaker' de la Cámara de los Comunes ha presentado su dimisión que se hará efectiva a partir del 22 de junio | Europa Press

Michael Martin, speaker (presidente) de la Cámara de los Comunes británica, ha presentado su dimisión, que se hará efectiva el próximo 21 de junio. Se trata de una decisión sin precedentes en los últimos 300 años, ya que el máximo responsable de la Cámara baja defiende el interés nacional por encima del de los partidos. Sus disculpas del lunes no han surtido efecto y el líder de la oposición conservadora David Cameron ya había señalado que "Martin tiene muchas preguntas que responder". De acuerdo a las encuestas, un 54 por ciento de los británicos estaba a favor de su renuncia. Martin había ocupado el cargo durante los últimos nueve años y había sido parlamentario durante más de tres decadas.

La decisión de Martin llega después de que 23 representantes de las principales fuerzas políticas -laboristas, liberales-demócratas y conservadores- pidieran el lunes su dimisión por haber permitido a varios parlamentarios presentar como gastos hipotecas inexistentes. Anteriormente, el diario Daily Telegraph había revelado en una serie de reportajes el uso fraudulento del dinero público que hacen algunos miembros de los Comunes.

Gastos sin justificar

Los representantes nacionales tienen derecho a ayudas -más allá de sus 72.000 euros anuales de sueldo- por su segunda residencia, ya que su labor de parlamentarios les obliga a residir de lunes a jueves en el caro Londres. Esta circunstancia ha facilitado el cobro de gastos ajenos, en un momento en el que el Reino Unido se despierta con resaca de los años de expansión económica y crecimiento inmobiliario. Ahora los partidos deben ponerse de acuerdo en el nombre del sucesor de Martin.

El escándalo perjudica gravemente al ya débil Gobierno laborista de Gordon Brown y a las principales fuerzas políticas de cara a las próximas elecciones europeas. Los beneficiados pueden ser partidos minoritarios como los euroescépticos del UKIP, el BNP de extrema derecha o los verdes. El líder tory David Cameron pidió el lunes la conovocatoria de elecciones generales con carácter inmediato para regenerar la vida política del país.