Evo Morales pide a EEUU una relación "sin injerencia política" y basada en el "respeto mutuo"

LA PAZ, 21 (EUROPA PRESS)

El presidente de Bolivia, Evo Morales, pidió hoy al Gobierno de Barack Obama abrir un nuevo espacio en las relaciones bilaterales "sin injerencia política" y basada en el "respeto mutuo", así como en la "igualdad, la dignidad y la unidad".

Morales hizo estas declaraciones después de recibir a una delegación estadounidense de alto nivel encabezada por el subsecretario para Asuntos Hemisféricos del Departamento de Estado, Thommas Shannon, que intentará restablecer los vínculos y superar los conflictos diplomáticos con La Paz.

"Relaciones no de sometimiento, no de subordinación, relaciones bilaterales sin injerencia política, donde haya respeto entre dos países", dijo el mandatario en una rueda de prensa realizada en el Palacio Quemado, sede del Ejecutivo.

También expresó que Bolivia quiere "ir más allá de una simple relación bilateral, queremos tener una relación de respeto mutuo, en la que las propuestas resuelvan los problemas de la vida y de la humanidad".

"Esperamos que esta presencia de la delegación busque resolver temas como el comercio y la lucha contra el narcotráfico en el marco de la cooperación y la inversión", indicó Morales al aclarar que esta cooperación no debe "fomentar el separatismo" entre los países del continente.

"Siempre se decía que lo que estaba bien para Estados Unidos estaba bien para el mundo, pero ahora lo que está mal allá no está bien para el mundo", señaló al referirse a la crisis económica internacional que comenzó en la nación norteamericana y que ha traído consecuencias sin precedentes a varios países del mundo.

Shannon llegó el pasado martes a La Paz para realizar una ronda de conversaciones que terminará hoy tras el encuentro con Morales y que se espera continúe próximamente cuando un delegación boliviana visite Washington para analizar los avances de las conversaciones.

Las delegaciones de ambos países acordaron un acuerdo marco basado en cuatro ejes fundamentales: el diálogo político, la cooperación de igual a igual, la lucha contra el narcotráfico y el fortalecimiento del comercio, reseñó la Agencia Boliviana de Información (ABI).

El objetivo será "reconducir" las relaciones diplomáticas entre La Paz y Washington que se deterioraron durante la administración de George W. Bush y que entraron en crisis en septiembre del año pasado cuando Morales expulsó al embajador estadounidense, Phillip Goldberg, a quien acusó de conspirar en contra su Gobierno.