Fiat expresa su "sorpresa" por las declaraciones de Verheugen sobre Opel

  • Roma, 24 abr (EFE).- El consejero delegado de la automovilística Fiat, Sergio Marchionne, expresa su "sorpresa" por las declaraciones vertidas hoy por el comisario europeo de Industria, Günther Verheugen, sobre su supuesta intención de entrar en el accionariado de la alemana Opel.

Roma, 24 abr (EFE).- El consejero delegado de la automovilística Fiat, Sergio Marchionne, expresa su "sorpresa" por las declaraciones vertidas hoy por el comisario europeo de Industria, Günther Verheugen, sobre su supuesta intención de entrar en el accionariado de la alemana Opel.

"Estoy sorprendido por el tono y el contenido de las declaraciones hechas esta mañana por el comisario europeo Verheugen", dice Marchionne en un comunicado de prensa divulgado hoy por Fiat desde su sede de la ciudad italiana de Turín (norte).

"Creía que su papel en Bruselas era claramente 'super partes', independientemente de su nacionalidad", añade.

En declaraciones hoy a la emisora de radio alemana Bayerische Rundfunk, el comisario europeo expresó su "sorpresa" por el supuesto interés de Fiat por Opel y se mostró escéptico por las conversaciones de la italiana para el rescate de la automovilística estadounidense Chrysler.

"Yo me pregunto de dónde sacarán el dinero estas empresas altamente endeudadas para hacer frente a operaciones como de las que estamos hablando", sentenció Verheugen.

Según el consejero delegado de Fiat, es la segunda vez en pocos meses que el comisario europeo ha expresado opiniones "que no son constructivas para la industria del automóvil, afirmando en cierta medida que no todos los constructores europeos sobrevivirán".

"Estas afirmaciones no ayudan en el objetivo final de restablecer sólidas condiciones sobre las que construir el futuro del automóvil", comenta Marchionne.

"Del comisario responsable de la empresa y la industria -agrega- me habría esperado un diálogo constructivo con los productores europeos para resolver los problemas que están impactando negativamente sobre la industria, en vez de lanzar sentencias de muerte, eligiendo unilateralmente quién debe sobrevivir".

La plantilla de Opel y sus representantes sindicales reiteraron hoy su oposición a la entrada del constructor italiano en la alemana, filial de la estadounidense General Motors (GM).