Globovisión, la cadena venezolana crítica con Chávez, paga 1,7 millones para evitar que el Gobierno la cierre


  • La cadena privada Globovisión ha pagado este viernes una multa de 1,7 millones de euros impuesta por la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) para evitar el embargo de sus bienes y el cierre de este medio de comunicación venezolano crítico con el Gobierno de Hugo Chávez.

Globovisión paga una multa de 1,7 millones de euros para evitar el embargo de sus bienes

Globovisión paga una multa de 1,7 millones de euros para evitar el embargo de sus bienes

La cadena privada Globovisión ha pagado este viernes una multa de 1,7 millones de euros impuesta por la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) para evitar el embargo de sus bienes y el cierre de este medio de comunicación venezolano crítico con el Gobierno de Hugo Chávez.

Representantes legales y los empleados de la cadena se han dirigido hasta la sede del Tribunal Supremo de Justicia para pagar la multa de 9,4 millones de bolívares (1,7 millones de euros) en el marco del proceso que abrió en su contra por la cobertura de la crisis de la cárcel de El Rodeo --situada a pocos kilómetros de la capital-- ocurrida hace un año, cuando murieron una veintena de presos a causa de un motín que se prolongó casi un mes.

El vicepresidente de Globovisión, Carlos Zuloaga, ha explicado que han decidido pagar sin agotar las instancias judiciales que tenían a su disposición para evitar la ejecución del embargo de bienes valorados por unos 24,4 millones de bolívares (4,5 millones de euros), casi tres veces el valor de la multa inicial.

Globovisión estaba a la espera de la decisión de la Sala Primera de lo Contencioso sobre el recurso presentado ante la decisión de Conatel de sancionar a la cadena. Sin embargo, "nos vimos obligados a pagar para evitar que se apagaran nuestros micrófonos", ha lamentado Zuloaga en declaraciones a la prensa frente a la sede del Supremo.

Ricardo Antela, consultor jurídico de la cadena, ha explicado que ahora "debería supenderse la medida de embargo de manera inmediata", aunque ha denunciado que "nunca" han tenido la "garantía" de que "los tribunales van a cumplir con las leyes" porque esa "certeza sólo la tienen aquellos que están cerca del poder".

Este nuevo incidente con Globovisión se produce dos días antes de que comience oficialmente la campaña electoral en Venezuela de cara a los comicios presidenciales del próximo 7 de octubre en los que Chávez aspira a un nuevo mandato de seis años. La oposición ha denunciado que esta nueva medida forma parte de un plan del Gobierno para que la población "tenga miedo" y vote por el líder socialista.

Globovisión, que ha tenido que hacer frente a varias multas administrativas, es una cadena privada de noticias que se ha caracterizado por su fuerte oposición al Gobierno. En el pasado, Chávez había expresado públicamente su intención de cerrar ese medio de comunicación al que ha acusado de sembrar pánico en la población, por ello, ha apodado a esta cadena como 'Globoterror'.