Por qué la indignación de Israel con la ONU y en qué afecta a España


Por qué la indignación de Israel con la ONU y en qué afecta a España

Por qué la indignación de Israel con la ONU y en qué afecta a España

El mismo año en el que las relaciones entre Israel y España han celebrado su 30 aniversario,la votación a favor de la resolución de la ONU, aprobada el viernes, que urge a poner fin a los asentamientos de Israel en los territorios palestinos, abre una crisis diplomática entre ambos países nunca antes vista.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha ordenado a sus ministros que durante las próximas cuatro semanas se abstengan de viajar y reunirse con los representantes de los países, incluido España, que votaron a favor de la resolución de condena a los asentamientos judíos.

El resto de países señalados por Israel son Rusia, Francia, Reino Unido, China, Japón, Egipto, Uruguay, Angola, Ucrania, Senegal y Nueva Zelanda. Esta medida, por lo tanto, incluye la no asistencia a la toma de posesión del presidente electo Donald Trump como presidente de Estados Unidos.

  • ¿Qué se ha votado?

La resolución 2334, que declara ilegales las colonias en territorios palestinos ocupados por violar el derecho internacional, recibió todos los votos a favor, entre ellos el de España, que presidía la sesión, excepto el de Estados Unidos, que renunció a ejercer el derecho de veto y se abstuvo, despejando el camino para su aprobación. Hay que recordar que las resoluciones de la ONU solo pueden aprobarse si Estados Unidos o cualquiera de los otros cinco miembros permanentes del Consejo se abstienen de utilizar sus facultades de veto.

  • ¿Qué dice la resolución 2334?

El párrafo 1 establece que el establecimiento de asentamientos “no tiene validez jurídica y constituye una violación flagrante en virtud del derecho internacional”. A continuación, “exige que Israel ponga fin de manera inmediata y completa a todas las actividades de asentamiento” y que “respete plenamente todas sus obligaciones legales en este sentido”. Por último, el Consejo de Seguridad “subraya que no reconocerá ningún cambio en las líneas del 4 de junio de 1967, incluso en lo que respecta a Jerusalén, salvo los acordados por las partes mediante negociaciones”.

  • ¿Por qué España ha votado a favor y que consecuencias tiene?

La bofetada de la ONU a Israel ha tenido una dura respuesta por parte del gobierno de Benajamin Netanyahu. Las explicaciones no se ha hecho esperar. El día de Navidad, Israel convocó a los embajadores de doce países, o en su defecto a los representantes diplomáticos. Dado que estamos en Navidad, el embajador español se encontraba de vacaciones,  su encargado de negocios ad interim, Miguel Moro, fue el que mantuvo la reunión.

España ha dicho que no es un reproche directo a Israel, y que en su lugar se trata de un esfuerzo para favorecer la paz en la región a través de una solución dialogada. El diplomático, Miguel Moro, ha explicado que España "entiende que se trata de una resolución equilibrada, que no va contra Israel, y que busca favorecer la paz", según fuentes de Exteriores a Europa Press sobre el contenido de la reunión, donde Moro "ha recordado la ya conocida posición de España sobre los asentamientos", que considera "contrarios al derecho internacional y un obstáculo para la paz por ir en contra de la confianza necesaria para reanudar las conversaciones entre israelíes y palestinos".

Por su parte, Israel ha expresado su decepción con España. El portavoz de Exteriores israelí, Emanuel Nahson, en declaraciones a EFE ha dicho que “hemos trasladado un mensaje general expresando nuestra decepción y explicando que este voto no sirve a la paz. Al contrario, es una resolución antiisraelí que alejará la posibilidad de reanudar negociaciones con los palestinos. No es útil y es un acto agresivo contra Israel. Para nosotros es una gran decepción, especialmente en el caso de España, que es un país muy amigo” Asimismo ha adelantado las represalias por la votación “por el momento están suspendidas las visitas de funcionarios y políticos israelíes a España.

  • ¿Se han roto las relaciones diplomáticas entre España e Israel?

No. Se ha reducido al mínimo posible los lazos diplomáticos con los países, "traidores", entre los que se encuentra España. Pero esta decisión no conlleva "la suspensión de relaciones diplomáticas con ninguno de ellos".

  • ¿Cuál ha sido la reacción de Netanyahu?

“Israel es un país con orgullo nacional y no pondremos la otra mejilla", ha dicho el primer ministro Israelí durante un acto oficial en Maalot en referencia a la inusual medida de convocar a los embajadores de tantos países en un día tan señalado como la Navidad. La respuesta ha sido "agresiva", pero ha sostenido que "no había alternativa", si el país quiere ser respetado por la comunidad internacional, según informa el diario local 'Jerusalem Post'.

"No hay ninguna sabiduría diplomática en ser serviles. No solo no perjudicará a nuestras relaciones con el mundo, si no que a largo plazo las mejorará, porque los países respetan a los países fuertes que se defienden, no a los débiles que agachan la cabeza", ha esgrimido.

  • Netanyahu ha ordenado reducir en 7,5 millones la financiación a cinco organismo de la ONU

Desde el punto de vista económico, Netanyahu ha dado instrucciones al ministerio de Relaciones Exteriores para que revise en un mes "todos los compromisos de Israel con la ONU, incluida la financiación por parte de Israel de organismos de Naciones Unidas y la presencia en Israel de representantes de la ONU". El mandatario precisó que ya dio órdenes de reducir en 30 millones de shekels (unos 7,5 millones de euros) la financiación de cinco organismos de la ONU "particularmente hostiles" a Israel.