Israel impide a los Cristianos de Tierra Santa celebrar la Semana Santa

  • Los cristianos palestinos protestaron con carteles para alertar al Papa, que visitará a finales de mayo Tierra Santa, sobre su situación en los territorios ocupados.

  • Para entrar en Israel, los palestinos de Cisjordania y Gaza tienen que solicitar un permiso en la llamada Administración Civil

Una mujer cristiana se arrodilla para rezar en la Gruta de la Natividad

Una mujer cristiana se arrodilla para rezar en la Gruta de la Natividad

No todos los cristianos que viven en Tierra Santa han obtenido de Israel un permiso de entrada a Jerusalén para recordar los acontecimientos que vivió Jesucristo hace 2.000 años. Así lo denuncia Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN), que describe las dificultades que los fieles tienen para practicar su fe, como las que sufrieron el pasado Domingo de Ramos. La situación podría repetirse en otras fechas de esta Semana Santa.

Así, los cristianos palestinos protestaron con carteles para alertar al Papa, que visitará a finales de mayo Tierra Santa, sobre su situación en los territorios ocupados. En ellos podía leerse "Papa Francisco, Palestina quiere justicia".

La Semana Santa arrancó en Jerusalén con la celebración de la tradicional procesión del Domingo de Ramos, que conmemoraba la entrada de Jesús a esta ciudad antes de ser crucificado. A esta procesión acudieron en autocares cristianos de todas las partes de Cisjordania, que se sumaron a miles de cristianos nativos y peregrinos de todo el mundo para hacer un recorrido desde Betfagé, donde se dice que Cristo se subió al borrico que lo llevó a Jerusalén, hasta la iglesia de Santa Ana, sita en el caso antiguo de la urbe.

Los fieles de la zona esperan que Francisco les ayude a difundir la situación por la que atraviesa. Así lo afirma Susana, una católica de Belén: "Estamos como locos con la próxima llegada del Papa Francisco. Es realmente importante que nos visite en Palestina y que dirija la atención del mundo hacia nuestra situación tras el muro y los alambres de espino".

"A veces, resulta más fácil viajar a América que a Jerusalén, que está a solo diez kilómetros de distancia. Y eso que, para nosotros, los cristianos, Belén y Jerusalén son como hermanas. No debería ser necesario un permiso de entrada para visitar los lugares santos", denuncia su hija Marcela.

Permiso para rezar

También Rifat Kassis, un colaborador de la organización cristiana supraconfesional de derechos humanos Kairos Palestine, opina así: "Solo en Israel se necesita un permiso para rezar. Por ello, nuestra organización supraconfesional lleva años lanzando llamamientos a la comunidad internacional para que ejerza presión sobre Israel, a fin de cambiar esta práctica. Los musulmanes y cristianos palestinos deberían poder visitar sin dificultades sus lugares santos en Jerusalén para rezar".

Estos testimonios avalan la denuncia que hace Ayuda a la Iglesia Necesitada, que sostiene que desde la Segunda Intifada –el levantamiento de los palestinos contra la ocupación israelí entre 2000 y 2005– hasta la construcción del muro, Israel ha dificultado la entrada en Israel de los palestinos provenientes de los territorios ocupados.

La organización católica trasladó a Servimedia que "antes, decenas de miles de trabajadores palestinos se desplazaban a diario entre sus casas de Cisjordania y sus lugares de trabajo en Israel, mientras que ahora este trasiego prácticamente ha desaparecido".

Para entrar en Israel, los palestinos de Cisjordania y Gaza tienen que solicitar un permiso en la llamada Administración Civil que, en realidad, es el organismo israelí que gestiona la administración de los territorios ocupados y que expide los permisos de entrada y trabajo para Israel.

"Una y otra vez hay quejas por parte de los cristianos, que consideran que las autoridades actúan de forma restrictiva a la hora de expedir los permisos de entrada en Jerusalén durante la Semana Santa cristiana", protesta AIN.

Baile de Cifras de Permisos

Para Yusef Daher, católico y colaborador del 'Jerusalem Interchurch Center' (Centro de Encuentro Interreligioso) de Jerusalén, en parte, la práctica de expedición de estos permisos carece de lógica: "Una parte de la familia obtiene el permiso, mientras la otra tiene que permanecer detrás del muro".

Mientras tanto, este mismo lunes un portavoz de la Administración Civil israelí aseguró a AIN que este año han obtenido 16.000 solicitudes de entrada en Israel de cristianos de Cisjordania con motivo de la Semana Santa. "Nosotros hemos concedido 14.000 permisos hasta ahora, y seguimos estudiando los restantes. Al fin y al cabo, todavía quedan algunos días hasta la Pascua de Resurrección cristiana".

Según él, de Gaza se espera la llegada de 500 cristianos. Pero AIN contrastó esos datos con el Obispo Auxiliar del Patriarcado Latino de Jerusalén, William Shomali, que dispone de cifras más bajas. El prelado dijo que, según el Ministerio de Interior israelí, hasta el domingo pasado solo se expidieron 10.000 permisos de entrada. "Eso es menos de lo solicitado", señaló monseñor Shomali.