Karzai visita a las víctimas de los ataques aéreos estadounidenses y anuncia compensaciones

Karzai visita a las víctimas de los ataques aéreos estadounidenses y anuncia compensaciones

Karzai visita a las víctimas de los ataques aéreos estadounidenses y anuncia compensaciones

HERAT (AFGANISTÁN), 19 (Reuters/EP)

El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, se reunió hoy con los familiares de los civiles que murieron por los ataques aéreos estadounidenses en la provincia de Farah, en la zona suroeste del país, y confirmó que la cifra de víctimas mortales asciende a 140 --de los que 93 fueron niños--, según declaró un responsable oficial.

Karzai, que se enfrenta a las elecciones presidenciales el próximo mes de agosto, ha pedido el fin de todos los ataques aéreos y declaró ante la multitud congregada en Farah que asegurará la ayuda necesaria para los supervivientes además de trabajar para impedir que se pierdan más vidas inocentes, según señaló el gobernador de Farah, Rohul Amin.

La cifra anunciada la semana pasada por el Ministerio de Defensa de Afganistán convierte este incidente en el más grave y el que más víctimas mortales ha causado entre los civiles desde que las fuerzas estadounidenses comenzaran a luchar contra los talibán en 2001, y ha provocado el descontento público por la presencia de fuerzas extranjeras.

"Conozco todo sobre vosotros, y estoy aquí para expresar mis condolencias más profundas por la pérdida de estas vidas", declaró Karzai según el gobernador provincial, ante una multitud de más de 2.500 personas. Karzai se reunió posteriormente con 14 representantes de las dos aldeas que resultaron dañadas por los ataques aéreos.

Por su parte, el Ejército estadounidense ha reconocido que murieron civiles pero ha situado la cifra total en menos de 100, alegando que los rápidos entierros de las víctimas, la mayor parte en fosas comunes, hacen que sea imposible dar una cifra exacta.

Karzai también prometió reconstruir las casas que fueron destruidas en los ataques y pagará a las familias de las víctimas una cantidad que les permita realizar la peregrinación a La Meca, un requisito para todos los musulmanes que se lo puedan permitir tanto económica como físicamente.

El Gobierno afgano manifestó la semana pasada que ha pagado a las familias de los muertos el equivalente de cerca de 2.000 dólares, y que también ha entregado 1.000 dólares a las familias de otras 25 personas que resultaron gravemente heridas. Una copia, obtenida por Reuters, de la lista de las víctimas elaborada por el Gobierno, señala que 93 de los fallecidos eran niños, 25 mujeres y 22 hombres.