La Ciudad Deportiva del Viejo Vivero de Badajoz tendrá campos de fútbol 11 y 7, pistas de pádel y tenis y otros espacios

BADAJOZ, 25 (EUROPA PRESS) El alcalde de Badajoz, Miguel Celdrán, presentó este mediodía el proyecto de obra para lo que será la Ciudad Deportiva que el consistorio planea construir en el estadio de fútbol del Viejo Vivero, una obra que dotará a la parcela, de 28.000 metros cuadrados, de campos de fútbol 11 y 7, pistas de pádel y tenis y diversos espacios polideportivos, entre otras instalaciones para la práctica deportiva. Celdrán, que estuvo acompañado por los concejales de Deportes y Urbanismo, Miguel Ángel Rodríguez de la Calle y Celestino Rodolfo, respectivamente, recordó que este proyecto, que estaba en el programa electoral del PP, se hará realidad con un presupuesto de 4.810.000 euros provenientes del Fondo de Inversión Local, que destinó a Badajoz más de 25 millones de euros. El alcalde de la capital pacense subrayó que con estas nuevas instalaciones deportivas se "complementa" la dotación de este tipo de infraestructuras en la zona de la margen derecha del río Guadiana de Badajoz y se resuelven "problemas urbanísticos" de viales del entorno del viejo estadio, el segundo más antiguo de España hasta que se derribe para la realización de las obras, que deberán estar terminadas, según establece el Fondo, en diciembre de este año con una ampliación posible de este plazo de otros seis meses. CARACTERÍSTICAS Y DOTACIONES El objeto del proyecto es la demolición del actual estadio, conocido popularmente como Viejo Vivero, y la ejecución en el suelo que actualmente ocupa y dos parcelas anexas, hasta complementar los 28.000 metros cuadrados citados, de un nuevo complejo deportivo, que junto a espacio para aparcamientos servirá para duplicar la calle Encomienda y hacer un vial de apertura que prolongue la calle Alburquerque. Este nuevo complejo deportivo, que conservará el nombre del estadio derribado, estará compuesto por un campo de fútbol 11 de césped artificial, que permite su conversión en dos canchas de fútbol 11, con un graderío para 800 espectadores. También contará con un campo independiente de fútbol 7 de césped artificial; dos pistas polideportivas cubiertas para la práctica de fútbol sala, baloncesto, voleibol o balonmano, con una grada para 190 personas; cuatro pistas de pádel de césped artificial, don de ellas de cerramiento perimetral de cristal y las otras dos de muro de fábrica y malla metálica; tres pistas de tenis y dos zonas polivalentes para la realización de calentamientos y deportes como voley-playa, además de una pista de rally como circuito de mantenimiento y cross de 4,5 metros. Las instalaciones se complementan con un edificio de apoyo, de 2.500 metros cuadrados de superficie que incluye seis vestuarios para equipos de 65 metros cuadrados cada uno, de los cuales dos son adaptados para minusválidos; tres vestuarios para monitores; dos salas polivalentes para actividades como aeróbic; un gimnasio; almacenes y oficinas y vivienda para el encargado de la seguridad y las instalaciones. El proyecto se complementa con un edificio municipal y una plaza, que se ubicará en el actual campo de tierra del estadio, con la previsión de que el conjunto de las obras comiencen pasada la Semana Santa.