La fiscalía pide cadena perpetua para el joven pirata somalí

NUEVA YORK, 22 (Del corresponsal de EUROPA PRESS, Emilio López Romero)

La fiscalía de Nueva York pidió este martes cadena perpetua para el joven pirata somalí capturado la semana pasada por fuerzas especiales de la Marina durante la operación de rescate del capitán Richard Phillips, el marino mercante que había secuestrado días antes en aguas de Somalia.

Se trata de Abduwali Abdukhadir Muse, quien llegó ayer procedente del país africano y cuya edad sigue siendo un misterio ya que mientras sus familiares dicen que sólo tiene 16 años, el fiscal encargado del caso, Lev Dassin, asegura que es mayor de 18 años y que, por tanto, será juzgado como un adulto.

Muse está acusado de cinco delitos, "piratería", "conspiración para secuestrar un barco por la fuerza", "uso de armas de fuego durante el secuestro de un barco", "conspiración para intentar secuestrar personas" y "uso de armas de fuego durante el secuestro de personas".

Por estos cinco delitos el joven pirata somalí se enfrenta a cuatro cadenas perpetuas y 20 años de cárcel, según precisó la fiscalía en un comunicado sobre el caso del secuestro y la posterior liberación del buque estadounidense Maersk Alabama en aguas del océano Indico.

A su llegada a los tribunales el joven iba vestido con un mono negro, esposado y parecía que llevaba una venda en su mano izquierda. Varios periodistas le hicieron preguntas pero no se sabe si les entendía y lo único que hizo fue sonreír y reírse, según informó la cadena CNN.

El pirata, trasladado a Estados Unidos por el Ejército norteamericano procedente de Yibuti, formaba parte del grupo que abordó el pasado 8 de abril el barco de bandera norteamericana Maersk Alabama, pero la tripulación logró contener el intento de secuestro.

Al parecer, el capitán Phillips aceptó irse con cuatro piratas en un bote salvavidas para proteger a sus compañeros. La Marina intervino cuatro días después, matando a tres de los captores y logrando la liberación del rehén.

La madre del joven pidió el lunes a Estados Unidos que liberara a su hijo apelando a su corta edad. "Pido al presidente Obama que libere a mi niño. No tiene nada que ver con los delitos de los piratas. Es menor de edad y le han utilizado", manifestó.