La Generalitat valenciana avalará a Marie Claire para evitar un concurso de acreedores

CASTELLÓN, 25 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, anunció hoy que la institución provincial y la Generalitat van a avalar a la empresa Marie Claire para que la compañía evite presentar un concurso de acreedores y garantizar los 850 puestos de trabajo que dependen de ella.

Para ello, destinará una cantidad que ronda los 2 millones de euros y que completará los 7,5 millones de euros que la empresa textil ya ha reunido de diferentes entidades bancarias, a pesar de la actual restricción del crédito, según informaron en un comunicado fuentes de la institución provincial.

El presidente provincial calificó la operación como "mucho más social que económica, porque el cierre de Marie Claire supone acabar con el futuro económico de 1.200 familias de dos comarcas, Els Ports y l'Alt Maestrat".

Según dijo Fabra, Marie Claire "representa y ha representado en la historia de esta provincia algo más que una empresa, ha representado dos comarcas, todo un pueblo, toda la vida de las familias de allí, que, sin la fábrica, obviamente, darían por finalizada su vida en esas comarcas, por eso no podemos abandonar a una empresa que lleva 102 años generando riqueza y creando empleo en la provincia de Castellón".

El gerente de Marie Claire, Vicente Tejero, destacó "la decisiva intervención de la Diputación y de Carlos Fabra en la historia reciente de Marie Claire", y recordó que "ya en el año 2005 logramos la ayuda de la Generalitat y la Diputación para refinanciar nuestras deudas y evitar el cierre de la empresa a finales de año".

"Creo que la trayectoria de Marie Claire justifica sobradamente esta ayuda, pues hay empresas que están muy mal y piden ayuda, a pesar de que no hay solución posible, sin embargo nosotros nos encontramos en una situación totalmente distinta, sólo necesitamos de un pequeño empujón porque tenemos previsto un aumento del 5 por ciento en las ventas y seguimos teniendo un mercado objetivo al que dirigirnos", apuntó.

Fundada en 1907 por Celestino Aznar, lo que comenzó como una empresa familiar dedicada a la confección se ha convertido en una de las marcas "más prestigiosas" del sector de calcetería y medias, según las mismas fuentes.

Con el paso de los años, la primera tienda en Villafranca se convirtió en el primer eslabón de una red de distribución que lleva sus productos hasta Oriente Próximo o Sudamérica, pasando por Reino Unido, Holanda, Francia, Italia, Rusia, Bélgica, Costa Rica o Jordania.

Hoy, los artículos que producen los operarios de Vilafranca o Borriol se pueden comprar indistintamente en el Líbano, Londres, Washington o las Bahamas, con una producción anual de 5 millones de docenas de medias. La empresa cuenta actualmente con 600 trabajadores en la planta de Vilafranca del Cid y con 250 en la sede administrativa de Borriol.

Esta inyección de capital permitiría mantener su nivel de producción, una actividad industrial "vital" para todo Els Ports, donde la marca cuenta con tres factorías: hilos, medias y calcetines, añadieron.