La Iglesia Católica advierte de que Chávez quiere "imponer por la fuerza" su proyecto político

CARACAS, 24 (EUROPA PRESS)

La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) expresó su preocupación por las últimas medidas del Gobierno de Hugo Chávez contra algunas autoridades "elegidas democráticamente", y alertó de que esto es muestra de que su intención es "imponer por la fuerza" su proyecto político.

"No es posible lograr entendimiento ni tener paz en una nación en la que un gobierno pretenda imponer a la fuerza su proyecto de país a toda la población, más aún cuando tal pretensión ha sido rechazada electoralmente", señala un comunicado.

La Iglesia Católica lamentó que "diversos actores de la sociedad desconozcan la voluntad popular (...) e impidan o coarten la acción de autoridades elegidas legítima y democráticamente por el pueblo", al referirse a las medidas decretadas por Chávez que restan competencia y funciones al actual alcalde de Caracas y reconocido líder opositor, Antonio Ledezma.

La CEV alerta de una "creciente arbitrariedad en la administración de justicia venezolana" y miran con preocupación que en el país "no se trata a las personas desde su condición de ciudadanos iguales ante la ley, sino por su adhesión ideológica o militancia política".

"Es inaceptable jurídica y éticamente que no se siga el debido proceso, que se apliquen medidas diferentes según el grupo al que se pertenezca, que se difame y condene a las personas antes de ser juzgadas, que se sentencie basados en argumentos que no tienen relación directa con las acusaciones", indica el texto.

Para la representación de la Iglesia Católica en Venezuela estas acciones del Gobierno de Chávez lo que hacen es "entorpecer la existencia de una sociedad plural y se generan dudas sobre la validez y eficacia del voto en los comicios electorales".