La Junta destaca el comportamiento "intachable" de Sánchez Monteseirín ante el caso de Mercasevilla

SEVILLA, 1 (EUROPA PRESS) El vicepresidente primero y consejero de la Presidencia de la Junta de Andalucía, Gaspar Zarrías, quiso hoy destacar el comportamiento "intachable" del alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), ante el caso del presunto intento de cobro de comisiones a un empresario por parte de Mercasevilla. A preguntas de los periodistas en Sevilla tras informar sobre la presencia y participación de Andalucía en el Pabellón de España en la Exposición Universal Shanghai 2010, Zarrías aseguró que, según la información que obra en su poder, la actitud del primer edil hispalense "ha sido intachable". Asimismo, puso de manifiesto además que, en cuanto la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía tuvo conocimiento "de unos hechos presuntamente delictivos, abrió un expediente informativo interno, y en paralelo remitió a la Fiscalía toda la documentación que obraba en su poder". En este sentido, precisó que la apertura del expediente interno "llevó a que se paralizaran todas las actuaciones que se estaban llevando a cabo como consecuencia de la firma de un convenio de colaboración por el que la Junta se comprometía a dar 900.000 euros dirigidos al equipamiento de un centro de formación permanente de hostelería". La Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía ya anunció ayer que ha paralizado los expedientes administrativos relacionados con el protocolo de colaboración entre la Fundación Socio Asistencial Mercasevilla y el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) para el desarrollo de planes de formación dirigidos a desempleados y trabajadores del sector de la hostelería de Sevilla, a raíz del presunto cobro de comisiones a un empresario, y por el que la Fiscalía de Sevilla investiga un posible delito de cohecho. En un comunicado, Empleo explicó que remitió el pasado 13 de febrero a la fiscal jefe de la Audiencia de Sevilla material audiovisual que incluye la grabación de una conversación, facilitada por un empresario de Sevilla del sector de hostelería, y que contempla elementos "que podrían ser constitutivos de algún tipo de ilícito penal relacionado con el desarrollo del protocolo de colaboración".