La OMS recomienda mitigar la enfermedad más que frenar el virus tras subir la alerta

  • Ginebra, 27 abr (EFE).- La Organización Mundial de la Salud recomendó hoy a los gobiernos que se centren en mitigar la enfermedad de la gripe porcina y que, en cambio, no se restrinjan viajes o cierren fronteras porque el virus ya está extendido y no servirían de nada esas medidas.

Ginebra, 27 abr (EFE).- La Organización Mundial de la Salud recomendó hoy a los gobiernos que se centren en mitigar la enfermedad de la gripe porcina y que, en cambio, no se restrinjan viajes o cierren fronteras porque el virus ya está extendido y no servirían de nada esas medidas.

La directora general, Margaret Chan, adoptó esta decisión tras consultar con el comité de expertos de la OMS, que también acordó elevar el nivel de alerta pandémica de la fase 3 a la 4 de la escala de 6, al verificar que el virus A/H1N1 se transmite de persona a persona.

Así lo informó el director adjunto, Keiji Fukuda, en una conferencia de prensa telefónica, en la que señaló que "la experiencia nos dice que las restricciones de viajes o el cierre de fronteras tienen poco efecto en frenar el movimiento del virus".

La OMS promueve que continúe la producción de vacunas para la gripe estacional, pues ésta ayuda a neutralizar al virus de la gripe porcina, mientras se trabaja para crear una vacuna específica contra ésta, lo que -señaló Kufuda- puede tardar entre 4 y 6 meses y varios meses más para fabricarla en grandes cantidades.

La organización está trabajando muy estrechamente con todas las partes implicadas en la producción de vacunas para que se pueda desarrollar cuanto antes una contra la gripe porcina.

Aunque no se recomienda la restricción de viajes, la OMS sí señaló que hay medidas lógicas que deben seguirse como evitar viajar al extranjero, si uno está enfermo, o acudir al médico si después de un viaje una persona desarrolla síntomas de la gripe.

La de hoy fue la segunda reunión del comité de emergencia de la OMS, creado en 2005 de acuerdo con las Regulaciones Sanitarias Internacionales, después de la celebrada el sábado pasado, a pocos días de estallar la alarma por los casos de enfermos y fallecidos en México, por lo que se descubrió que era un virus nuevo y muy virulento con genes de la gripe aviar, porcina y humana.

El cambio a una fase superior de alerta pandémica indica, según la OMS, que se ha incrementado la posibilidad de una pandemia, pero no que ésta sea inevitable.

Fukuda explicó que dado que la situación está evolucionando muy rápidamente, no se puede predecir si se mantendrá mucho tiempo la fase 4, si se incrementará a la 5, o por el contrario se volverá a reducir el nivel al grado 3.

Aclaró que el hecho de no haber pasado a la fase 5 -a pesar de reconocerse que la situación es grave y que el virus ya ha saltado de México a EEUU, Canadá y Europa- se debe a que los datos epidemiológicos indican que la transmisión persona a persona todavía no es sostenida.

Como ejemplo, citó el único caso confirmado en España, el de un joven de 23 años que regresó de un viaje a México.

"Se trata de un caso de una persona que ha regresado de México, pero no vemos que el virus se haya extendido a partir de él a otras personas de su comunidad", afirmó.

Precisamente, la habilidad del virus para transmitirse en una comunidad y crear nuevos focos de la enfermedad implicaría un nivel más alto de alerta, cercano a la pandemia inminente.

Fukuda dijo que una de las preguntas sobre esta crisis que todavía no tienen respuesta para la OMS es por qué la enfermedad es mucho más severa en México, donde hay más de 20 fallecidos confirmados y 150 sospechosos y más de 1.600 enfermos, que en los demás países, como en EEUU, donde de 40 casos casi todos son leves y no hay muertos. EFE

Los síntomas de la gripe porcina, un subtipo de la tradicional cepa H1N1 (influenza estacional) que mutó de los cerdos a los humanos, son fiebre superior a 39 grados, tos, dolor de cabeza intenso, dolores musculares y de articulaciones, irritación de los ojos y flujo nasal.