La ONU espera recabar mañana al menos 162 millones de euros para las fuerzas somalíes y la misión de UA

Bruselas cree "crítico" apoyar a las fuerzas de seguridad somalíes y comprometerá al menos 60 millones de euros

BRUSELAS, 22 (EUROPA PRESS)

La ONU espera recabar este jueves al menos 162 millones de euros para contribuir, en los próximos 12 meses, a la seguridad de Somalia, apoyando la formación de las fuerzas de seguridad somalíes y la misión de mantenimiento de paz de la Unión Africana en el país del Cuerno de África (AMISON) durante la Conferencia Internacional de Apoyo a la Seguridad de Somalia que, impulsada por la ONU y auspiciada también por la Unión Europea, la Unión Africana y la Liga Árabe, reunirá mañana en Bruselas a representantes de 43 países y de nueve organizaciones internacionales y regionales.

El objetivo de la Conferencia es asistir al nuevo Gobierno somalí a aumentar la seguridad y la estabilidad en el país, algo determinante para atajar las causas en la raíz de la piratería en aguas internacionales frente a las costas somalíes, donde pese al despliegue de fuerzas navales de la UE, la OTAN y de países como Estados Unidos, Rusia y China, el número de ataques piratas se ha incrementado en las últimas semanas.

El nuevo Gobierno somalí se ha comprometido a reforzar sus fuerzas e instituciones de seguridad y crear un Comité de Seguridad Conjunto, una fuerza de policía civil somalí y una Fuerza de Seguridad Nacional. También "ha prometido" luchar contra la piratería, según fuentes diplomáticas europeas. El Comité será el órgano coordinador central de la seguridad y el objetivo es que la Fuerza de Seguridad Nacional cuente con unos 6.000 efectivos en total y elevar a 10.000 el número de policías somalíes, frente a los actuales 3.000. Ambos cuerpos requerirán entrenamiento y asistencia básica para su desarrollo.

La misión de la UA cuenta con 4.300 efectivos sobre el terreno en Somalia procedentes de Uganda y Burundi, aunque el objetivo es que llegue a las 8.000 tropas hacia enero de 2010. Aunque la ONU se encargará de prestar a AMISON un paquete de ayuda para apoyo logístico, también se requiere más apoyo para reforzar los mecanismos de responsabilidad de la UA y de los policías civiles que se encargarán de formar a la policía somalí.

Pese a la salida de las tropas etíopes de Somalia en diciembre de 2008, como reclamaba la oposición, la violencia continúa a pesar de la firma del acuerdo de paz de Yibuti, facilitado por la ONU. Al menos 16.000 somalíes han muerto entre 2007 y 2008 y más de 30.000 han resultado heridos, según las ONG locales, y cerca de 2,6 millones de somalíes dependen de la ayuda humanitaria, aunque se espera que el número alcance los 3,5 millones, de acuerdo con la ONU.

La ONG Humans Rights Watch cifra en 1,2 millones los somalíes desplazados por la violencia desde marzo de 2009 y 3,25 millones las personas que necesitan asistencia humanitaria. HRW reclama centrarse en la protección de los civiles somalíes y garantizar que las nuevas fuerzas de seguridad respetan los Derechos Humanos.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, advirtió hoy de que "sería incorrecto limitar la respuesta a una intervención militar" para contrarrestar el problema de la piratería en la zona, "otro síntoma del profundo deterioro del Estado que dura 17 años", y aseguró que "apoyar la seguridad futura de Somalia es crítica". "La única solución real y viable es ayudar a Somalia desde dentro: aunando esfuerzos de la comunidad internacional y apoyar al nuevo Gobierno a construir seguridad, paz y estabilidad", agregó.

Fuentes diplomáticas europeas reconocieron que el Gobierno somalí "no tiene el control total del territorio" del país y subrayaron la dificultad de saber quién controla una ciudad o territorio determinado porque hay "muchas alianzas" que cambian entre grupos y subclanes, incluidos grupos islamistas como la milicia Al Shabaab. "Algunos grupos controlan ciudades, otros grupos controlan otros territorios. Nadie sabe exactamente. Es muy difícil saber quién controla una ciudad", explicaron.

La comunidad internacional espera recabar este jueves al menos 103 millones de euros para apoyar durante los próximos 12 meses a la misión de la UA y otros 35 millones de euros para financiar vehículos militares, equipos de protección personal y tiendas de campaña, según cifras de la propia ONU.

Además, se espera recabar otros 24 millones de euros para apoyar a las fuerzas de seguridad somalíes y la Fuerza de Policía Somalí, un cuerpo civil establecido a raíz de los acuerdos de paz de Yibuti, firmados entre el Gobierno de Transición Federal de Somalia y la opositora Alianza para la Reliberación de Somalia en agosto de 2008 para poner fin a sus luchas y enviar una misión internacional al país. En total, se requieren al menos 162 millones de euros para contribuir el próximo año a la seguridad de Somalia, un país sin Gobierno efectivo desde 1991 y la caída del dictador Siad Barré.

La Comisión Europea, el primer donante a Somalia, comprometerá en la Conferencia "al menos 60 millones de euros" para apoyar a las fuerzas de seguridad somalíes y a la misión de la UA. Bruselas aportará entre 2008 y 2013 un total de 215,4 millones de euros para apoyar el desarrollo socioeconómico de Somalia, aunque fuentes comunitarias reconocieron que "los grandes proyectos vendrán cuando haya seguridad en el país".

NUTRIDA ASISTENCIA

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, el presidente de Somalia, Sharif Sheik Ahmed, el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, el comisario de Desarrollo y Ayuda Humanitaria, Louis Michel, el Alto Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Javier Solana, así como el secretario general de la Liga Árabe, Amr Mussa, y el secretario general de la Organización de la Conferencia Islámica, Ekmeleddin, asistirán este miércoles a la Conferencia.

También participarán el presidente de la UA, Jean Ping, el comisario para la Paz y la Seguridad de la UA, Ramtane Lamamra, el secretario de Estado asistente en funciones estadounidense, Philip Carter, y representantes de hasta 43 países, incluidos de Irán, cuyo ministro de Exteriores, Manoucher Mottaki, se espera que asista a la cita, así como de Yibuti, Egipto, Siria, Turquía, Malasia, Kuwait, Qatar, Arabia Saudía, Omán y Yemen. Por parte de España, asiste el secretario de Estado de Exteriores, Ángel Lossada.

Tras la sesión plenaria destinada fundamentalmente a recabar fondos para Somalia, el presidente de Somalia, Solana y Ban mantendrán junto a los jefes de delegaciones un almuerzo de trabajo en Bruselas para discutir "ideas sobre cómo se puede ayudar mejor a la reconstrucción de Somalia" en términos de asistencia militar, económica y de seguridad y analizar la situación política y de seguridad en su conjunto en el país, adelantaron fuentes diplomáticas europeas.

EL PROBLEMA DE LA PIRATERÍA

Sin embargo, las fuentes reconocieron "no imaginar" la posibilidad de que la UE envíe militares a Somalia. Otras fuentes diplomáticas aseguraron que las autoridades somalíes "se oponen" a operaciones en tierra contra los piratas de la misión europea Atalanta, operativa desde diciembre de 2008 para luchar contra la piratería en la zona, por "el riesgo" de que tenga efectos "más malos que buenos".

Fuentes de Atalanta, cuyo comandante, el vicealmirante británico, Philip Jones, también participará en la conferencia, auguran "un incremento" de los ataques "entre marzo y junio" debido "a las mejores condiciones climatológicas" y por el hecho de que "los piratas están intentando buscar otros medios para atacar". La Oficina Martítima Internacional informó ayer de que de los 102 ataques registrados en los tres primeros meses de 2009 --frente los 53 de hace un año-- 61 de ellos se produjeron en el Golfo de Adén.