La prensa gabonesa no informa sobre la enfermedad de su presidente ni sobre su ingreso en Barcelona

Moratinos asegura que Bongo está "muy mal" e ingresado en un hospital de la capital catalana

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

Los principales medios de comunicación gaboneses no han informado sobre la grave enfermedad que sufre el presidente de este país, Omar Bongo Odimba (de 73 años), ni sobre su ingreso en un hospital de Barcelona desde el pasado mes de mayo. El Gobierno de Gabón anunció oficialmente a principios de este mes la "suspensión temporal" de las actividades políticas de Bongo, el mandatario más longevo de África y el presidente con más años en el cargo del mundo.

El ministro español de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, declaró ayer al diario 'La Vanguardia' y reiteró hoy a los periodistas que le acompañan de gira por los Balcanes que Omar Bongo "está muy mal" y ha sido ingresado en la clínica Quirón de Barcelona. Fuentes médicas precisaron al rotativo catalán que el mandatario africano está "gravemente enfermo" a causa de un "grave tumor", cuya naturaleza no se precisa.

A principios de este mes, el Gobierno gabonés anunció en un comunicado que el presidente había decidido suspender "momentáneamente sus actividades hasta nueva orden" debido al fallecimiento de su esposa, Edith-Lucie Bongo Ondimba, el pasado 14 de marzo. El comunicado fue difundido por la televisión pública, la RTG1.

Desde entonces, los principales medios gaboneses (GabonNews, InfoPlus Gabon y la propia RTG1) mantienen un silencio prácticamente absoluto sobre el presidente y las únicas informaciones proceden de medios de comunicación de otros países africanos.

Por ejemplo, la revista 'Jeune Afrique' informó a mediados de mayo que Omar Bongo "descansaba" desde el pasado 6 de mayo "en un establecimiento privado de Barcelona", donde observaba "reposo absoluto" acompañado "de su hija, Pascaline, y de su médico personal". Pascaline es la esposa del ministro de Asuntos Exteriores, Paul Toungui, quien figura como uno de sus posibles sucesores. No obstante, fuentes de la oposición creen que a Bongo le va a suceder su hijo y ministro de Defensa, Alí Bongo Odimba.

Asimismo, distintas fuentes citadas por el diario marfileño 'Le Nouveau Reveil' indicaron que la causa de este "reposo" sería la depresión que le habría causado la reciente muerte de su esposa (hija del presidente de Congo, Denis Sassu-Nguesso). No obstante, otras fuentes indicaron que el presidente habría preferido quitarse temporalmente de enmedio debido a la causa judicial por desvío de fondos abierta recientemente contra él (así como contra el propio Sassu-Nguesso y contra el presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema) en Francia, un país que mantiene desde siempre una relaciones particularmente estrechas con Gabón.

Según la Constitución gabonesa, "en caso de vacaciones de la Presidencia de la República, por la causa que fuere, o por incapacidad definitiva de su titular ratificada por el Tribunal Constitucional", el presidente del Senado debe asumir provisionalmente la jefatura del Estado y convocar elecciones "en un plazo de entre 30 y 45 días". La actual presidenta del Senado es Rose Francine Rogombé, del partido de Bongo.

LA DENUNCIA EN FRANCIA

El Hadj Omar Bongo Ondimba es el mandatario más longevo del continente y el presidente con más años en el poder del mundo. Llamado afectuosamente 'Papá'. En 1967 accedió a la Presidencia tras la muerte del primer presidente desde la independencia de Francia en 1960, Léon M'Ba.

En 1968 instauró un sistema de partido único que continuó hasta 1990, cuando el Gobierno cedió a las protestas populares y a la presión internacional, pero su formación, el Partido Democrático Gabonés (PDG), ha ganado ampliamente desde entonces todas las elecciones, las cuales, según la oposición, se han caracterizado por un fraude masivo.

Gabón es un importante productor de petróleo, hasta el punto de que muchos han interpertado la conversión de Bongo al Islam en 1973 como un intento de atraerse el apoyo de los dirigentes de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), en su mayoría musulmanes. El 70 por ciento de los 1,4 millones de gaboneses viven con menos de un dólar al día, pese a lo cual Bongo está considerado uno de los hombres más ricos del mundo.

A principios de mayo, la decana de los jueces del polo financiero de París, Françoise Desset, decidió admitir a trámite una denuncia por desvio de fondos públicos, blanqueo, abuso de bien social, abuso de confianza y complicidad presentada contra los presidentes de Gabón, Congo y Guinea Ecuatorial --tres países productores de petróleo--, Omar Bongo, Denis Sassou-Nguesso y Teodoro Obiang Nguema, respectivamente.

Según la denuncia --presentada por las ONG Sherpa y Transparence International (TI) France--, Omar Bongo cuenta con 39 propiedades en Francia, 17 de ellas a su nombre. Entre estos bienes inmuebles figura un palacete situado en París, valorado en casi 19 millones de euros y cuyos accionistas son su esposa y dos de sus hijos.

Aparte, se le acusa de poseer 70 cuentas bancarias, once a su nombre, y nueve vehículos de lujo por un montante total de 1,5 millones de euros. Según la policía, citada por 'L'Express', la familia Bongo poseía en Francia, a fecha de 12 de julio de 2007, dos Ferraris, seis Mercedes, tres Porsche, un Bugatti y algunos otros vehículos.