La UE dará una respuesta coordinada al brote de gripe porcina

  • Luxemburgo, 27 abr (EFE).- Los ministros de Sanidad de la UE intentarán definir el próximo jueves una respuesta coordinada ante el brote de gripe porcina, con recomendaciones comunes de viaje y procedimientos de diagnóstico y tratamiento, a fin de evitar las diferencias de criterio entre sus veintisiete miembros.

Luxemburgo, 27 abr (EFE).- Los ministros de Sanidad de la UE intentarán definir el próximo jueves una respuesta coordinada ante el brote de gripe porcina, con recomendaciones comunes de viaje y procedimientos de diagnóstico y tratamiento, a fin de evitar las diferencias de criterio entre sus veintisiete miembros.

Los responsables de Exteriores comunitarios acordaron hoy dar esa respuesta conjunta, tras recibir información de la comisaria europea de Sanidad, Androulla Vassiliou, en un debate de urgencia ante la extensión de la enfermedad, que hoy registró en España su primer caso confirmado en suelo de la Unión Europea (UE).

La UE no tiene actualmente una política común sobre recomendaciones de viaje a los países más afectados, a pesar de que algunos Estados comunitarios sí las han emitido y de las manifestaciones en ese sentido de la comisaria Vassiliou.

"No hay una recomendación general de la Unión Europea", reconoció el viceprimer ministro checo, Alexandr Vondra, cuyo país ejerce la Presidencia de turno de la UE y quien aseguró que Vassiliou presentó "su opinión personal".

La comisaria señaló que "personalmente" evitaría "efectuar viajes no esenciales a las áreas que están en el centro del brote para minimizar los riesgos personales y reducir el riesgo potencial de extensión de la enfermedad".

La acción conjunta que quiere llevar a cabo la UE estará centrada en tres ejes: procedimientos comunes de diagnóstico, protocolos comunes para tratar los casos detectados en suelo comunitario y coordinación de los mensajes sobre desplazamientos fuera de territorio de la Unión y medidas de prevención.

El objetivo es acordar esos puntos concretos en la reunión extraordinaria de ministros de Sanidad del jueves en Luxemburgo, explicó Vondra en una conferencia de prensa, tras la reunión de titulares de Exteriores.

"Queremos que la Unión Europea reaccione de forma rápida, unida y firme", afirmó, por su parte, el secretario de Estado francés para la UE, Bruno Le Maire, en unas declaraciones en las que señaló que "estamos en el buen camino" para conseguirlo.

España es por ahora el único país de la UE que ha registrado un caso confirmado, por lo que el secretario de Estado español para la Unión Europea, Diego López Garrido, informó al resto de socios comunitarios sobre la actuación de las autoridades.

"Estamos ante un caso absolutamente localizado, acotado y controlado exhaustivamente", recalcó López Garrido, para quien la UE no debe trasladar "ningún tipo de alarmismo", sino "trabajar coordinadamente" para afrontar el problema sanitario.

Acerca de la eventualidad de que se recomiende no viajar a España, López Garrido afirmó que "nadie ha mencionado tal posibilidad".

En este sentido, la portavoz de Sanidad en la Comisión Europea, Nina Papadoulaki, declaró en Bruselas que el Ejecutivo comunitario no se plantea desaconsejar los viajes a España.

A pesar de ello, la confirmación del primer caso europeo de contagio del nuevo virus en España supone "un paso importante en la consideración de la gravedad de la situación a nivel internacional", afirmó hoy el responsable de la Dirección General de Sanidad de la Comisión Europea (CE), Robert Madelin.

Vondra afirmó en Luxemburgo que la coordinación entre los países comunitarios "es la clave del éxito" frente a la extensión de esta enfermedad de "escala planetaria" y dijo que el trabajo conjunto "nos da una esperanza razonable de que seremos capaces de controlar la situación de la mejor forma posible".

En nombre de esa concertación, Francia pidió una reunión "inmediata" del Grupo de Coordinación Consular de la Unión Europea, a fin de coordinar las medidas y recomendaciones para las personas que se desplacen o regresen de zonas afectadas por el brote.

Los países de la Unión "no tenemos por ahora las mismas recomendaciones en materia de desplazamientos y medidas de prevención", señaló Le Maire, aunque reconoció que "no hay diferencias gigantescas".

El responsable francés dijo que los ciudadanos de toda la Unión deben recibir mensajes similares, ya que "no hay nada más inquietante" que los países comunitarios anuncien recomendaciones diferentes entre sí.

La comisaria de Sanidad transmitió también a los ministros que el consumo o contacto con la carne de cerdo no está relacionado con el contagio o difusión de la enfermedad.