La vitamina D abre una esperanza en el tratamiento del cáncer de próstata

  • Londres, 27 abr (EFE).- La vitamina D podría ser eficaz en el tratamiento de algunos pacientes con cáncer de próstata, según indica un estudio llevado a cabo en Gran Bretaña.

La vitamina D abre una esperanza en el tratamiento del cáncer de próstata

La vitamina D abre una esperanza en el tratamiento del cáncer de próstata

Londres, 27 abr (EFE).- La vitamina D podría ser eficaz en el tratamiento de algunos pacientes con cáncer de próstata, según indica un estudio llevado a cabo en Gran Bretaña.

Una dosis diaria de esa vitamina redujo a la mitad los niveles de PSA -un factor que indica la gravedad del mal- en un 20 por ciento de los enfermos.

Los científicos emprendieron su estudio, que se publicará en el diario BJU International y adelanta hoy la BBC, después de que un enfermo notara mejoría cuando su esposa le compró en una farmacia unas tabletas de vitamina D.

Según el científico que dirigió el estudio, el profesor Jonathan Waxman, del Imperial College de Londres, el caso le animó a estudiar los efectos de esa vitamina en un grupo más amplio de pacientes.

Cinco de los 26 varones con cáncer de próstata recurrente a los que se administró una dosis diaria de vitamina D2 respondieron al tratamiento.

En dos de ellos, los niveles de PSA se redujeron en más de la mitad, en dos en entre un 25 y un 50 por ciento, y en un enfermo en menos de un 25 por ciento.

En uno de los pacientes, los efectos se mantuvieron durante 36 meses.

Según el profesor Waxman, la terapia a base de vitamina D es eficaz y se tolera muy bien.

"Es un tratamiento que no tiene efectos tóxicos significativos y que puede ser una buena terapia adicional para los enfermos de cáncer de próstata", dijo el científico.

Waxman reconoció que será necesario llevar a cabo más pruebas con un número mayor de pacientes y en las que se utilice además un placebo.

Una posible explicación es que la vitamina D contrarresta los efectos del receptor de andrógenos, que es estimulado por ciertas hormonas como la testosterona y desempeña un papel en el desarrollo del cáncer de próstata.

Según el profesor Malcolm Mason, de la Universidad de Cardiff, los resultados del estudio son alentadores, pero hacen falta más pruebas de su eficacia.