La Xunta protege el Mosteiro de Santa Cristina (Ourense), uno de "los mejores referentes del esplendor" románico

Cultura destinará 660.000 euros a finalizar el proyecto de musealización de la villa romana de Mitreo, en Lugo

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 2 (EUROPA PRESS)

La Xunta de Galicia autorizó esta mañana la declaración de Bien de Interés Cultural en la categoría de monumento del Mosteiro de Santa Cristina de Ribas de Sil, situado en Parada de Sil (Ourense), por ser "uno de los mejores referentes del esplendor del románico".

Así lo explicó hoy el presidente de la Xunta en funciones, Emilio Pérez Touriño, quien destacó los "grandes hitos espirituales y paisajísticos" del monasterio, que se incorpora así "al grupo de las iglesias de la Ribera Sacra protegidas", como San Miguel de Eire, San Estevo de Atán, San Fiz de Cangas, el monasterio de Ferreira de Pantón, el de Montederramo, San Estevo de Ribas de Sil, San Estevo de Ribas de Miño, San Pedro de Rocas y Santa María de Xunqueira de Espadañedo.

Además de la protección del edificio, el decreto señala también la protección de las orillas del Sil, desde la desembocadura del regato de Portela hasta el de O Furando, con lo que abarca tierras tanto del Ayuntamiento de Parada de Sil como del lucense de Sober.

VILLA ROMANA DE MITREO

Asimismo, el Consello de la Xunta aprobó hoy también la firma de un convenio entre la Consellería de Cultura, la Universidad de Santiago y el Ayuntamiento de Lugo para financiar la última fase de conservación y musealización de los restos de la villa romana de Mitreo, situados en la construcción de la nueva Vicerrectoría y en los que Cultura invertirá 660.000 euros y la USC 90.000.

El dinero aportado por Cultura permitirá dotar al yacimiento de unas instalaciones de climatización y acondicionamiento higrométrico, así como resolver cuestiones de acabados y accesibilidad. Además, también servirá para finalizar los trabajos de consolidación y puesta en valor de los restos arqueológicos.

Con este nuevo convenio, la inversión total en esta actuación se eleva hasta los 3,3 millones de euros, de los cuales Cultura aportó 1.660.000, la Universidad 1.070.000 y el Ayuntamiento de Lugo 570.000 euros.

El yacimiento se compone de una gran domus de la primera época del imperio romano, con modificaciones posteriores. El espacio se articula alrededor de un patio de losas flanqueado por varias estancias en las que se encontraron piezas de gran valor como monedas o restos de cerámica.

Sin embargo, el elemento más resaltable del conjunto es el tempo dedicado al dios Mitra, un pequeño edificio de planta rectangular que da testimonio de la presencia de cultos orientales en la ciudad. Además, junto al altar destaca también parte de la muralla romana, bien conservada y con una altura importante en algunas zonas.