Las autoridades venezolanas toman una planta procesadora de pasta propiedad de la estadounidense Cargill

CARACAS, 15 (EUROPA PRESS)

Las autoridades venezolanas, entre las que se incluían efectivos militares, tomaron hoy el control de una planta procesadora de pasta propiedad de la compañía alimenticia estadounidense Cargill.

Según el Gobierno venezolano, la decisión es temporal, de 90 días, y podría ser revertida. El viceministro de Alimentación, Rafael Coronado, explicó que la decisión fue ordenada después de que las autoridades averiguaran que la empresa no producía la suficiente cantidad de pasta que vendía a los bajos precios establecidos por el Ejecutivo de Hugo Chávez.

"Ha habido una clara negligencia con respecto a la ley", afirmó Coronado en una declaración televisada en el exterior de la planta de Cargill, situada en el estado de Vargas, en el centro de Venezuela.

El viceministro añadió que una vez que pasen los 90 días el Gobierno podría tomar una decisión acerca de acciones más duras contra la planta de la compañía estadounidense.

El presidente Chávez ordenó el pasado marzo la expropiación de plantas de Cargill, empresa a la que acusó de "violar" las leyes venezolanas que garantizan el acceso de la población a alimentos de calidad y baratos.

En la medida anunciada por el mandatario no quedó claro si la medida afectará solo a las procesadoras de arroz o a todas las plantas que posee la compañía en el país sudamericano. Cargill de Venezuela elabora y distribuye aceite, arroz, harina, pasta, azúcar, café, leche, margarina, levadura y productos para mascotas.