Las emisiones industriales de la UE cayeron un 3% en 2008

Bruselas cree que este dato indica que el sistema de comercio de emisiones funciona bien

BRUSELAS, 15 (EUROPA PRESS)

Las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de las instalaciones industriales de la UE cayeron un 3% en 2008 en comparación con el año anterior, pese a que la economía comunitaria creció un 0,8%, según los datos difundidos hoy por la Comisión Europea. En España la reducción se situó muy por encima de la media, en el 12,4%.

El Ejecutivo comunitario cree que este buen dato no se debe únicamente a la recesión económica, sino sobre todo a que las empresas europeas tomaron medidas para recortar sus emisiones en respuesta al alto precio que alcanzó carbono durante la mayor parte de 2008, hasta que se desencadenó lo peor de la crisis.

La caída del 3% "confirma que la UE tiene un sistema de comercio de emisiones que funciona bien, con un tope sólido, una clara señal de precio y un mercado líquido, que nos está ayudando a recortar las emisiones de manera eficiente", afirmó el comisario de Medio Ambiente, Stavros Dimas, en un comunicado. Desde 2008, cuando se inició la segunda fase del sistema de comercio de emisiones, los permisos de emisión concedidos a las empresas europeas se han recortado un 6,5%.

Dimas animó a otros países a que pongan en marcha sistemas comparables de comercio de emisiones y a que los conecten con el sistema comunitario.

Las emisiones verificadas de gases de efecto invernadero de todas las instalaciones industriales de la UE en 2008 (11.116) se situaron en 2.118 millones de toneladas de CO2 en 2008, todavía por encima del máximo autorizado de 1.908 millones. Las industrias que superan el límite de permisos con el que cuentan deben comprar la diferencia en el mercado.

En España, las emisiones verificadas de las 1.039 instalaciones que participan en el sistema de comercio de emisiones se situaron en 163,4 millones de toneladas, frente a 186,5 millones en 2007. Pese a la fuerte reducción, la cifra sigue muy por encima de los permisos de emisión con los que cuenta la industria española (154 millones).