Los detalles tragicómicos de la agresión sexual de Assange


El tribunal rechaza la libertad bajo fianza de Julian Assange

El tribunal rechaza la libertad bajo fianza de Julian Assange

"The Mail on Sunday ha tenido acceso a las declaraciones policiales" explicaba el diario británico a finales de agosto. Las denuncias de estas dos mujeres han ido perdiendo fuerza a lo largo de las semanas. Pero cuando Assange se ha entregado a Scotland Yard, todavía pesaba sobre él una "sospecha de violación", ha anunciado la Policía británica.El caso comenzó con dos mujeres que acusaron a Julian Assange de violación y abusos sexuales. La historia de las presuntas víctimas apunta a "la actitud torcida hacia las mujeres y tener problema para tomar un 'no' por respuesta".Pero como se puede ver en el artículo, las acusaciones han ido perdiendo fuerza. Según la demanda ha subido de instancia, se han cambiado las violaciones por abusos sexuales, y de forzar a las víctimas se ha pasado a negar a usar preservativo.'Mujer A'La primera demandante es la organizadora del congreso al que asistió Assange en agosto. Según el Daily Mail la denuncia afirmaba que la mujer dejó al fundador de Wikileaks dormir en su casa, en el barrio de Södermalm (Estocolmo)."Planeaba volver el sábado [día en que comenzaba el congreso] pero volvió el viernes para terminar el trabajo retrasado" explica el diario. Según una fuente policial citada por Daily Mail: "tras una discusión decidieron podían compartir el espacio vital y salieron juntos a cenar".Aquí llega la historia del primer preservativo: "al regresa mantuvieron relaciones sexuales, pero hubo un problema con el preservativo". Según el informe, Assange "insistió en que fue un accidente".'Mujer B'La segunda mujer, también era rubia, pero de unos 20 años según el Daily Mail. Según la declaración citada, la 'Mujer B' dijo que vio una entrevista a Assange y quedó fascinada. Durante dos semanas se dedicó a leer sobre Assange y supo que celebraría un seminario en España.Habló con los organizadores españoles para ofrecer ayuda, y así lo hizo. El día en que Assange dio su conferencia, 'Mujer B' iba vestida con un "llamativo jersey rosa" reza el diario británico. Al finalizar el seminario, la mujer se quedo en los alrededores del edificio hasta que una de las personas que iba a comer con Assange le invitó también a ella.Según el artículo, uno de los comensales dijo que la mujer era "definitivamente un personaje extraño y con ganas de llamar la atención de Julian". Hasta que lo consiguió.A lo largo de la tarde juntos fueron al museo, al cine y al parque. La declaración a la que hace referencia Daily Mail dice que fue en la sala de cine cuando  la 'Mujer B' dice que Assange "fue más allá de los besos y caricias".Noches más tarde Assange y la 'Mujer B' durmieron en la casa de esta. Según "una fuente cercana a la investigación", cita el diario británico: "la mujer insistió en usar preservativo, pero a la mañana siguiente le hizo el amor sin él".A+B = denunciaAmbas mujeres coincidieron por casualidad o decidieron acudir a la comisaria juntas según el Daily Mail. Los agentes que les atendieron "creían que había pruebas suficientes para llamar al fiscal derecho femenino", y así lo hicieron.Tras filtrarse el caso a un periódico sueco, se decidió por el alto perfil de Assange que un fiscal superior tomase el caso. Después de leer las declaraciones concluyó que "no había evidencia de violación" pero si estuvo de acuerdo en la acusación sobre abuso sexual relacionado con la primera mujer.El abogado británico de Assange, Mark Stephens, teme que una vez cerrado el caso en Suecia, Assange sea enviado a EEUU, donde la indignación crece a medida que siguen saliendo a la luz a cuentagotas los comprometedores documentos.