Los equipos de rescate buscan más cadáveres atrapados en el avión militar siniestrado ayer en Java

MAGETAN (INDONESIA), 21 (Reuters/EP)

Los equipos de rescate indonesios continuaron hoy con la búsqueda de cadáveres en el lugar donde un día antes se estrelló un avión militar indonesio, en el este de la isla de Java. De las más de 110 personas que viajaban en el aparato, 15 sobrevivieron y 101 perdieron la vida.

El Hércules C-130, que transportaba personal militar y familias civiles, se llevó por delante varias casas que dejó reducidas a escombros y acabó aterrizando en un arrozal, en el último de una serie de desastres que ha azotado el país oceánico.

El portavoz de la Fuerza Aérea Bambang Sulistiyo precisó que hasta el momento había fallecido 101 personas, dos de las cuales se encontraban en el interior de las viviendas arrasadas en el momento del accidente. Por su parte, 15 supervivientes fueron trasladados a centros hospitalarios con heridas de diversa gravedad, y todos ellos permanecían hoy en condición estable, según indicó Rustam Pakaya, director del centro de Crisis del Ministerio de Sanidad.

El Mayor Sutrisno, otro portavoz del organismo precisó que los equipos de rescate continuaban rastreando entre los escombros en la búsqueda de más cadáveres. "Es probable que queden todavía tres personas en el interior del avión", dijo Sustrino y añadió que la cifra concreta de pasajeros que viajaban en el aparato era de 112.

CIFRAS INCIERTAS

No obstante, las autoridades investigaban si el número de personas que se estrellaron fue mayor, ya que es frecuente en la isla que los indonesios no viajen con documentos.

El portavoz del Ejército nacional Sagom Tamboen dijo en una conferencia de prensa que el avión estaba en buenas condiciones y que el clima era tranquilo antes del accidente, por lo que se desconocían las causas exactas de los motivos por los que se produjo el incidente.

Un avión militar con los restos de 13 fallecidos partió esta mañana desde Magetan hasta la isla de Sulawesi, la provincia de Maluku y Papúa, donde se dirigía el avión siniestrado. Agus Setyobudi, hermano de uno de los fallecidos en el accidente, dijo hoy que enterrarán al fallecido en la ciudad de Malang.