Lugo pide perdón por el escándalo de paternidad y reconoce que ha "faltado" a la Iglesia y al país

ASUNCION, 24 (Reuters/EP)

El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, pidió hoy perdón a quienes se sintieron agraviados por el escándalo por las denuncias de paternidad que afronta y reconoció que ha "faltado" a la Iglesia y a los ciudadanos de su país.

En menos de dos semanas, tres mujeres declararon haber tenido hijos con el ex obispo de San Pedro, dos de ellas antes de que dejara sus oficios como sacerdote para dedicarse a la política. Lugo reconoció a uno de los niños y le dio su apellido, pero dejó los otros casos en manos de la justicia.

"No fue mi intención ofender a nadie y si alguien (...) se ha sentido molesto o agraviado por esta situación, a mí no me cuesta pedir perdón", dijo Lugo en una conferencia de prensa en la sede del Gobierno. "Reconozco que he faltado a la Iglesia, al país, a los ciudadanos, a los que depositaron confianza en mí", agregó.

El escándalo restó popularidad al presidente, pero Lugo aseguró que no renunciará al cargo y advirtió a quienes conspiran contra su Gobierno que deberán "esperar sentados" ya que "el proceso que el pueblo eligió no sufrirá interrupción alguna hasta el 15 de agosto del 2013".

En una confesión que sacudió el país y presionado por una demanda judicial, Lugo admitió haber tenido una relación con la joven Viviana Carrillo, de 26 años, fruto de la cual nació un niño de dos que hoy lleva su apellido.

Días después, otra mujer de 27 años demandó al jefe de Estado para exigirle el reconocimiento de un menor de seis años después de que fracasaran las conversaciones con el abogado del presidente, Marcos Fariña, para llevar a cabo una prueba de ADN en el ámbito extrajudicial. El caso coincidió con la denuncia de una docente de 39 años, Damiana Morán, quien asegura haber tenido hace poco más de un año, un hijo del presidente.

"Soy un ser humano y por tanto, nada humano me es ajeno. Al tiempo de pedir perdón por esta circunstancia quiero ratificar que mi versión será siempre la verdad, llegue ella por la confirmación de desmentidos directos, llegue ella por la vía de los trámites judiciales", dijo el gobernante.

"No dejaré al pueblo sin la revelación de la verdad cuando ella sea esclarecida ni me escudaré en la privacidad cuando llegue el tiempo de expresarlo", añadió.