Más de 100.000 civiles han huido de la zona de combate en el norte de Sri Lanka, según el Ejército

COLOMBO, 22 (EUROPA PRESS)

Más de 100.000 civiles han huido desde el pasado lunes de la zona de guerra del noreste de Sri Lanka y se dirigen o ya han llegado a los campamentos de refugiados, un éxodo que comenzó cuando las tropas reanudaron la ofensiva sobre los últimos bastiones de los Tigres de Liberación de la Tierra Tamil (LTTE), según informó hoy el Ejército.

Los militares aseguran que ya han conseguido hacerse con un tercio del territorio en el que resisten los rebeldes y en el que todavía pueden quedar civiles atrapados, aunque el número no se puede determinar, ya que las tropas no permiten a las ONG y periodistas acceder a la zona.

Este territorio había sido definido por el Gobierno como zona libre de combates hasta el pasado lunes, cuando las tropas iniciaron una fuerte ofensiva en la que destruyeron la barricada que los Tigres Tamiles habían levantado con barro para contener lo más posible el avance de los soldados.

Aunque el Ejército calcula que más de 100.000 personas han huido en las últimas 72 horas, el número de civiles que han conseguido llegar por ahora a la zona controlada por el Gobierno, en Puthumattalan y Pulmoddai, es de 77.793. Pero el flujo de desplazados no cesa día y noche.

Mientras, el portavoz del Ministerio de Defensa, Keheliya Rambukwella, manifestó hoy en un encuentro con la prensa que el último bastión de los Tigres Tamiles se reduce ahora a sólo 13 kilómetros cuadrados, después de que las tropas llegaran a una playa del noreste de la isla y dividieran así el territorio controlado por la guerrilla.