México recupera la vida sin mascarilla


Por primera vez en muchos días, las calles de Ciudad de México han dejado de estar desiertas y es posible ver a gente paseando sin mascarilla. La capital mexicana cumple cuatro días sin registrar decesos sospechosos de gripe A, y el número de casos de pacientes con síntomas similares a los del virus AH1N1 disminuyó a solo 12 entre sábado y domingo, cuando la semana pasada llegaron a ser de más de 350 en un solo día.

A partir de este miércoles, según anunció hoy la Alcaldía de la ciudad, los más de 35.000 restaurantes de la urbe podrán reabrir sus puertas, medida que el jueves llegará a los museos, bibliotecas y centros religiosos, aunque en todos los casos con medidas preventivas.

Las autoridades creen que ya ha pasado lo peor y los expertos aseguran que el virus podría no ser más grave que una gripe común. “Estamos confirmando que el virus entró a una etapa de estabilización y que, incluso, los casos comienzan a reducirse”, dijo el presidente mexicano, Felipe Calderón, en una entrevista transmitida el domingo por la noche, en la que agregó que el país vuelve a la normalidad progresivamente.

El ministro de Salud, José Ángel Córdova, dijo sentirse “optimista” porque continúa la “tendencia a la baja” del ritmo de aparición de casos, aunque advirtió de que hay que mantener las medidas de prevención porque podrían darse nuevos picos de la epidemia. Según Córdova, hasta ahora han sido procesadas 2.164 muestras de casos posibles y se han confirmado 727 casos. En el transcurso de las próximas horas, las autoridades esperan tener los resultados de 900 pruebas más.

Llamada a la precaución

Por su parte, la directora general de la OMS, Margaret Chan, advirtió que no debe confiarse en demasía ante las buenas noticias provenientes de México, donde se vio por primera vez la nueva cepa de H1N1.“Los virus de la gripe son muy impredecibles, muy engañosos (…) No debemos ser demasiado confiados. No hay que darle al H1N1 la oportunidad de mezclarse con otros virus. Por eso estamos en alerta”, dijo.

Aunque la OMS llegó a sugerir previamente que la agencia podría aumentar su nivel de alerta a Fase 6 - el máximo de la escala -, Chan afirmó el lunes que no hay pruebas todavía de infecciones a nivel de comunidades en Europa y Asia.

En una intervención en la Asamblea General de Naciones Unidas a través de videoconferencia desde Ginebra, la experta informó de que hasta el lunes la OMS ha confirmado 1.003 casos de la nueva cepa de gripe H1N1 en 20 países. Esa cifra es superior a las 985 infecciones hasta ahora difundidas.

Las estadísticas de la OMS van más atrasadas que los informes de los países, pero son consideradas más exactas científicamente. Pruebas de laboratorio han registrado unos 590 casos del virus en México, que provocaron 25 muertes, las únicas en todo el mundo aparte de un niño mexicano que murió en Estados Unidos. Según las autoridades mexicanas, hay hasta ahora confirmadas 101 muertes.