Miliband es abucheado y empujado en el final de campaña en Edimburgo

  • El líder laborista británico, Ed Miliband, vivió hoy una accidentada última visita a Escocia antes del referéndum del jueves al ser abucheado y empujado por partidarios del "sí" en un centro comercial de Edimburgo.

  • "Hemos visto en momentos de esta campaña un lado desagradable por parte de los partidarios del 'sí'. Creo que los debates deberían conducirse de un modo civilizado", dice el laborista.

Miliband vive un accidentado final de campaña en Edimburgo

Miliband vive un accidentado final de campaña en Edimburgo

El líder laborista británico, Ed Miliband, vivió hoy una accidentada última visita a Escocia antes del referéndum del jueves al ser abucheado y empujado por partidarios del "sí" en un centro comercial de Edimburgo. Miliband, que había previsto conversar con clientes del centro comercial antes de atender a los medios de comunicación, tuvo que cancelar su visita ante la agitación que provocó su presencia entre partidarios y detractores de la independencia de Escocia.

Antes de abandonar el centro comercial, Miliband dijo a la prensa que esos desórdenes muestran que la campaña es "apasionada" y con "puntos de vista muy fuertes en ambos bandos". "Hemos visto en momentos de esta campaña un lado desagradable por parte de los partidarios del 'sí'. Creo que los debates deberían conducirse de un modo civilizado. Creo que eso es muy, muy importante, pero entiendo que las pasiones se han desbordado", analizó el dirigente laborista.

Miliband subrayó que lo que ha "disfrutado" en esta campaña ha sido encontrarse "con gente que, honestamente, estaban indecisos". A pesar de la confusión que se creó en el centro comercial, donde su visita no había sido anunciada, el líder de la oposición británica insistió en que tras el referéndum habrá un "cambio hacia una Escocia más fuerte y un mejor Reino Unido" si los escoceses rechazan la secesión. "Si la gente vota 'no', lo hará por el cambio, por mayores poderes y por una Escocia más fuerte, así como por unas garantías de financiación de la sanidad pública. Eso tiene que ser valorado frente a los riesgos asociados a votar 'sí", dijo Miliband.

Los laboristas se han unido en la campaña por el "no" a la independencia a los otros dos partidos mayoritarios británicos -conservadores y liberaldemócratas- y se han comprometido a promover el traspaso de nuevas competencias para Escocia si se imponen en el referéndum los partidarios de la unión.

El primer ministro británico, el conservador David Cameron, su vicepresidente, el liberaldemócrata Nick Clegg, y Miliband firman hoy una carta abierta en la portada del periódico escocés "Daily Record" en la que se comprometen a otorgar mayor autonomía a Escocia tras la consulta. A dos días para la votación, en la que cerca de 4,3 millones de personas mayores de 16 años están llamadas a las urnas, las encuestas mantienen una ligera ventaja para el "no" a la separación del Reino Unido.