Mueren dos militares a manos de presuntos narcotraficantes en el estado de Chihuahua

MÉXICO D.F, 22 (EUROPA PRESS)

Dos miliares murieron acribillados ayer en la comunidad de Ciénega de Escobar, en el estado de Chihuahua, a manos de presuntos narcotraficantes que dejaron un mensaje junto a los cuerpos de las víctimas que rezaba "con 'El Chapo' nunca van a poder, ni sacerdotes, ni gobernantes".

Este nuevo episodio de violencia derivada del tráfico de drogas se registró durante un enfrentamiento producido en la sierra de Durango, según informaron fuentes consultadas por el diario 'El Universal' que añadieron que el ataque provocó la puesta en marcha un operativo por aire y tierra de elementos castrenses y policías del Gobierno.

Los cadáveres de los militares, que realizaban labores de inteligencia en los límites entre los municipios de Tepehuanes y Guanaceví, fueron encontrados en el interior de un vehículo color platino; estaban maltrechos, maniatados, y uno de ellos tenía los ojos vendados. Los cadáveres de los oficiales pertenecientes a la Décima Zona Militar, fueron trasladados en helicóptero a la capital, donde se les practicará la autopsia.

El arzobispo de Durango, Héctor González Martínez, aseveró el pasado viernes que Joaquín Guzmán Loera, alias 'El Chapo', uno de los narcotraficantes más buscados por las autoridades del país, vivía delante de Guanaceví, donde fueron acribillados los dos militares.