Obama estudia ahora detener a sospechosos terroristas de forma indefinida y sin juicio en suelo americano

Obama estudia ahora detener a sospechosos terroristas de forma indefinida y sin juicio en suelo americano

Obama estudia ahora detener a sospechosos terroristas de forma indefinida y sin juicio en suelo americano

NUEVA YORK, 14 (EUROPA PRESS/Emilio López Romero)

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, está estudiando ahora la posibilidad de mantener en prisión de forma indefinida y sin juicio previo a sospechosos terroristas en suelo americano como parte de un plan para revisar y actualizar los comisiones militares creadas por la Administración Bush para los prisioneros de la base naval de Guantánamo (Cuba).

Así lo ha revelado el senador republicano Lindsey Graham, quien tras reunirse esta semana con uno de los asesores legales del presidente Obama, el consejero de la Casa Blanca Greg Craig, ha explicado que entre las propuestas que están encima de la mesa se baraja la posibilidad de autorizar detenciones con carácter indefinido con el consentimiento de un nuevo tribunal de seguridad nacional.

Según el diario 'The Wall Street Journal', la idea de crear un nuevo tipo de tribunal de estas características ya ha sido discutida en amplios círculos legales, entre ellos el que fuera fiscal general durante la Administración Bush, Michael Mukasey, y el profesor de derecho de la Universidad de Georgetown Neal Katyal, que en la actualidad trabaja en el Departamento de Justicia.

Lo cierto es que las deliberaciones internas sobre qué hacer con los prisioneros que todavía permanecen en Guantánamo continúan en el Ala Oeste de la Casa Blanca, donde los asesores del presidente siguen trabajando para encontrar la forma de poder cumplir con la promesa que hizo Obama de cerrar la polémica cárcel, durante toda la campaña electoral y después de su victoria del 4 de noviembre.

DIFICULTADES LEGALES

El senador Graham se ha mostrado dispuesto a trabajar con la Casa Blanca para aprobar un proyecto de ley en el Congreso para aumentar la supervisión judicial de las comisiones militares, aunque reconoce las dificultades legales que se plantearán en el camino. "¿Cómo mantienes a alguien en prisión de forma indefinida y sin juicio?", se pregunta.

Las diferentes propuestas que se están compartiendo con algunos miembros del Congreso demuestran que Obama todavía no ha fijado una posición clara sobre la lucha contra el terrorismo, según el citado diario, que añade que en la Casa Blanca se están teniendo en cuenta los riesgos que pueden tener para la seguridad nacional su plan inicial de acabar con las polémicas prácticas del anterior gobierno.

En este contexto se enmarca la decisión de Obama de ordenar ayer bloquear la publicación de cientos de fotografías de abusos a personas detenidas en bases militares estadounidenses en Irak y Afganistán entre 2001 y 2006, a pesar de que el Departamento de Justicia había aceptado que vieran la luz tras perder dos casos en los tribunales patrocinados por la Unión de Libertades Civiles Americana.

El presidente celebró la semana pasada una reunión en la Casa Blanca con sus asesores en la que mostró su preocupación por la aparición de esas fotografías ya que pondría en riesgo a las tropas estadounidenses en el exterior, por lo que pidió tiempo para que el tribunal que tomó la decisión pueda conocer "todas las implicaciones" que tendría para la seguridad nacional una decisión así.