Obama pide que se tomen medidas para evitar una crisis humanitaria en Sri Lanka

Obama pide que se tomen medidas para evitar una crisis humanitaria en Sri Lanka

Obama pide que se tomen medidas para evitar una crisis humanitaria en Sri Lanka

WASHINGTON, 14 (Reuters/EP)

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, hizo un llamamiento ayer a las tropas del Ejército ceilandés y a los rebeldes tamiles que están enfrentandose en una guerra civil, que tomen medidas para evitar una crisis humanitaria y ayuden a las miles de civiles que permanecen atrapados en la zona de conflicto, en el noreste del país.

Obama instó a los Tigres para la Liberación de la Tierra Tamil (LTTE) a liberar a los civiles atrapados y dijo que el Gobierno debería detener el bombardeo indiscriminado en el área de conflicto, después de que la ONG de defensa de los Derechos Humanos Human Rigths Watch (HRW) denunciase ayer que las fuerzas armadas emplean armamento pesado en los enfrentamientos contra los rebeldes.

"Sin acciones urgentes la crisis humanitaria se convertirá en una catástrofe", indicó el demócrata desde la Casa Blanca mientras se intensifican los combates en la guerra que ha durado 25 años y se ha cobrado la vida de miles de civiles. "Ahora es momento de dejar a un lado algunos temas políticos implicados y poner a salvo la vida de hombres, mujeres y niños inocentes que están atrapados en este fuego cruzado", enfatizó.

Los últimos enfrentamientos entre ambos bandos dejaron un saldo de cientos de civiles muertos además de un trabajador local del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y su madre, que fallecieron como consecuencia de un bombardeo producido ayer en el interior de la zona de guerra.

Un trabajador de la Cruz Roja murió ayer durante los bombardeos a la zona de guerra y se reportó la muerte de cientos de civiles durante las descargas de artillería del domingo y el lunes, mientras las tropas atacaban una estrecha franja de tierra controlada por los rebeldes.

Por su parte, las agencias de ayuda humanitaria lamentaron que el combate imposibilita ayudar a aquellas personas atrapadas en el último bastión de los rebeldes y ayer el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas realizó su primera sesión formal sobre la apremiante situación de los civiles en el país asiático.

A pesar de las acusaciones, el Gobierno de Sri Lanka negó haber utilizado artillería pesada contra la pequeña franja de tierra donde los tamiles están atrapados junto a decenas de miles de civiles, quienes según funcionarios de la ONU se han convertido en escudos humanos.

ASISTENCIA HUMANITARIA

"Insto a los Tigres Tamiles a deponer las armas y a permitir a los civiles que se vayan", pidió el inquilino de la Casa Blanca. "El reclutamiento forzado de civiles y el uso de civiles como escudos humanos es deplorable", agregó.

El mandatario también hizo un llamamiento para que las fuerzas gubernamentales terminen con el bombardeo indiscriminado y precisó que se debe permitir la entrada de asistencia humanitaria a la zona.

"El Gobierno debería permitir el acceso de los equipos humanitarios de Naciones Unidas a los civiles que están atrapados entre los bandos en conflicto para que (los civiles) puedan recibir la asistencia inmediata necesaria", expresó.