Oklahoma despide con honores de Estado a un perro policía

  • Kye falleció apuñalado por un supuesto ladrón y el policía que iba con él no dudó en matar al asesino.

El perro policía Kye murió en acto de servicio y por eso, el Estado de Oklahoma no dudó en despedirle con honores de Estado.

Pasó a finales de agosto, cuando el perro trataba de atrapar a un hombre sospechoso de haber robado en una tienda y el presunto ladrón propinó diversas puñaladas hasta dejarlo gravemente herido. El animal se encontraba de servicio junto al sargento de la policía Ryan Stark, quien no dudó en disparar al supuesto caco tras ver el estado de Kye.

Las autoridades locales han apuntado que el animal fue trasladado de urgencia a un veterinario, quien le operó para tratar de salvarle la vida, pero no pudo hacerlo y Kye falleció.

Murió como un héroe y por eso el Departamento de Policía de Oklahoma y oficiales de todo el Estado acudieron a la despedida del animal.

Kye, que nació en Bélgica, fue llevado con dos años de edad a Estados Unidos, donde fue adiestrado para encontrar drogas y personas. Uno de sus últimos logros antes de morir fue que encontró a un hombre de avanzada edad.