Pekín prohibió la importación de carne de cerdo y productos de México y EEUU

  • Pekín, 27 abr (EFE).- China prohibió hoy la importación de carne de cerdo y productos porcinos de México y Texas, Kansas y California en EEUU y anunció que serán destruidas y requisadas todas las partidas que salgan de esos países desde hoy e incluso que transiten por China.

Pekín, 27 abr (EFE).- China prohibió hoy la importación de carne de cerdo y productos porcinos de México y Texas, Kansas y California en EEUU y anunció que serán destruidas y requisadas todas las partidas que salgan de esos países desde hoy e incluso que transiten por China.

Los portales de Internet del ministerio de Agricultura y la Administración General de Supervisión de Calidad y Cuarentena, advierten de que la carne y productos originarios de México y EEUU que hubieran salido hacia China antes del día de ayer serán sometidos a la llegada a la eventual detección del virus.

Aunque no se ha registrado caso alguno de gripe porcina en China, las autoridades expresaron su decisión de fortalecer la prevención y si no advirtieron contra eventuales viajes a México o EEUU, aconsejaron a los ciudadanos chinos que lo hagan que eviten el contacto con cerdos y lo coman solamente bien cocinado.

Según las autoridades chinas, no existe una vacuna para evitar el contagio, pero el contagio del virus, que puede ser detectado, puede prevenirse y controlar.

El secretario (ministro) de Salud, de México, José Ángel Córdova, cifró hoy en 103 el número de muertes sospechosas de haber sido causadas por el brote de gripe porcina que afecta al país, por el que fueron hospitalizadas 1.614 personas, el 60 por ciento de las cuales han sido dadas de alta.

Unos 400 pacientes permanecen hospitalizados en diferentes hospitales de México y de algunos estados del interior del país.

Por su parte, las autoridades sanitarias de EEUU confirmaron 20 enfermos y declararon la "emergencia de salud publica" en el país, lo que permite a todas las administraciones, locales y estatales comenzar a prepararse para una epidemia masiva y liberar millones de dosis de medicamentos antivirales.