Periodistas de Reuters, AFP, agencias japonesas y medios estatales logran acceder al juicio contra Suu Kyi

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

Las autoridades militares birmanas permitieron hoy la entrada de diez periodistas en el juicio que se sigue en Rangún contra la dirigente opositora Aung San Suu Kyi, cinco de ellos elegidos por sorteo y pertenecientes a Reuters, France Presse y tres agencias japonesas y los otros cinco propuestos por las autoridades y pertenecientes a medios estatales o próximos al poder, según informó hoy el diario opositor birmano 'The Irrawaddy'.

Uno de los periodistas elegidos declaró que no estaba claro que las autoridades fueran a permitir la entrada de grabadoras o cámaras en la sala. En otros juicios anteriores tan delicados como éste no se pudieron utilizar estos instrumentos, recordó.

Uno de los periodistas elegidos para cubrir el proceso pertenece al diario 'Myanmar Times', según indicó un periodista birmano. La agencia estadounidense Associated Press, que participó en el sorteo, no pudo finalmente acceder a la sala.

Por otra parte, la Junta Militar informó hoy a las embajadas extranjeras en Birmania de que se permitiría el acceso a los representantes diplomáticos en el tribunal, instalado en la prisión de Insein. En opinión de un diplomático asiático, que fue invitado por el Ministerio de Exteriores a asistir al tribunal, "parece que quieren mejorar la imagen del juicio permitiéndonos ir allí".

Las autoridades impidieron a los diplomáticos extranjeros el acceso a la sala cuando comenzó el juicio, el pasado lunes, lo que a juicio del ministro francés de Exteriores, Bernard Kouchner, supone una "provocación escandalosa".

Hoy se celebra la tercera jornada del juicio contra Suu Kyi, que ha sido acusada de incumplir las normas de su arresto domiciliario por haber supuestamente permitido la entrada del estadounidense John William Yettaw en su domicilio a principios de este mes de mayo. De ser declarada culpable podría ser condenada a entre tres y cinco años de cárcel. El juicio se fijó tan sólo unas semanas antes de que expirase el arresto domiciliario impuesto a Suu Kyi hace seis años. Los sectores más críticos con el régimen denuncian que la Junta Militar está utilizando el caso de John Yettaw como pretexto para mantener encerrada a la líder opositora.