La popularidad de Trump cae en picado y solo un 37% le aprueba


  • Según el instituto Gallup, es la primera vez en 70 años que un presidente alcanza una cifra tan baja en el mes de marzo de su primer año de Gobierno.

  • El 63% de los norteamericanos no está conforme con la gestión de Trump.

La popularidad de Trump cae en picado y solo un 37% le aprueba

La popularidad de Trump cae en picado y solo un 37% le aprueba

Han pasado dos meses desde que Donald Trump empezara a ocupar la Casa Blanca y su niveles de aceptación entre la población americana no dejan de caer. En concreto, en estos momentos tan solo tiene un 37% de aceptación, según una encuesta realizada por el Instituto Gallup. Es decir, el 63% de los norteamericanos desaprueba a Trump.

Otros presidentes han llegado a niveles considerablemente menores de aceptación durante sus mandatos -el mismo Donald Trump hizo referencia a la baja popularidad de Obama en 2011-, sin embargo, el instituto Gallup evidencia que es la primera vez en 70 años que un presidente alcanza una cifra tan baja en el mes de marzo de su primer año de Gobierno.

¿Y otros presidentes?

Así, un 65% de los entrevistados en mayo de 2006, tenía una opinión negativa de la gestión de George W. Bush.

Harry Truman, quien fue presidente entre 1945 y 1953, también registró el 65% de desaprobación en febrero de 1952, principalmente a consecuencia de la guerra de Corea.

Nixon, que fue presidente entre 1969 y 1974, tuvo un 66% de desaprobación en agosto de 1974, pocos días antes de renunciar tras el escándalo Watergate de espionaje político y la revelación de numerosas actividades ilegales de su gobierno.

George H.W. Bush, presidente entre 1989 y 1993 y padre del actual gobernante, registró su menor popularidad en agosto de 1992, según Gallup, cuando el 64% de los entrevistados expresó una opinión negativa a tres meses de la elección en la cual buscó un segundo mandato en la Casa Blanca.

La impopularidad del presidente Jimmy Carter (1977-1981), según la encuesta, llegó al 59% en julio de 1979, cuando el país padecía una inflación acelerada.

Su sucesor, Ronald Reagan, tuvo la marca negativa más alta en enero de 1983, cuando preparaba su mensaje anual al Congreso en el cual se bosquejaría un plan para sacar a Estados Unidos de una recesión económica.

El siguiente en cuanto a alta impopularidad es Lyndon Jonson (1963-1969), que tuvo un 52% de desaprobación de la ciudadanía en agosto de 1968, pocos meses después de que, agobiado por la guerra en Vietnam, anunció que no buscaría la reelección.

Bill Clinton (1993-2001) superó en tres ocasiones la marca de desaprobación de más de la mitad de los encuestados, y registró un rechazo del 51% por primera vez en agosto de 1993, durante el debate por un plan nacional de asistencia sanitaria que encabezó su esposa Hillary.

La segunda ocasión que supuso para Clinton una desaprobación del 51% de los encuestados fue en octubre de 1994, pocos días antes de que la oposición republicana ganara la mayoría en la Cámara de Representantes. Y la tercera de Clinton fue en enero de 1995, cuando tuvo el 51% de desaprobación después de que una mujer, Paula Jones, le acusó de acoso sexual, según la encuesta de Gallup.