Salgado ve una "elevada incertidumbre" económica en 2009

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

La vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, auguró hoy que 2009 va a ser una año "difícil y de elevada incertidumbre" en lo económico y que 2010 "tampoco va ser un año fácil", por lo que el Ejecutivo socialista "mantiene la mano tendida" a las administraciones públicas, agentes económicos y sociales y "determinadas fuerzas políticas" para "compartir el máximo número de medidas" contra la crisis.

Salgado realizó esta afirmación durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso, en el curso de una interpelación formulada por la diputada de UPyD, Rosa Díez, quien exigió a los socialistas un Pacto de Estado contra la crisis sobre la base de un diagnóstico común y políticas consensuadas.

La ministra de Economía y Hacienda aseguró que ya existe ese "diagnóstico compartido" sobre la evolución de la crisis global y las peculiaridades de su impacto en España, que ha hecho necesario promover nuevas actuaciones para "luchar con más intensidad" contra esta situación a través de un "impulso adicional", que se suma al aplicado desde el inicio de la legislatura, con la "prioridad" de luchar contra el paro.

En este sentido, Salgado reiteró que las medidas anunciadas hace dos semanas por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante el Debate sobre el estado de la Nación, "se van a poner en práctica exactamente" como éste las planteó, a través de los instrumentos normativos necesarios, desde acuerdos del Consejo de Ministros a proyectos de ley.

EL "ENTORNO ADECUADO" PARA EL SECTOR PRIVADO

Precisó, no obstante, que la postura del Gobierno no es "dirigista", pues será el sector privado el que protagonice la transición a un nuevo modelo económico, mientras que el Ejecutivo se limitará a crear un "entorno adecuado" para su actividad, aplicando reformas, eso sí, en sectores como los transportes, telecomunicaciones, energía "y servicios en general".

"Este es el objetivo al que debemos contribuir todos", incidió, recordando que así lo reclamó el Pleno del Congreso la semana pasada, al aprobar una de las propuestas de resolución al Debate sobre el estado de la Nación. "Somos los primeros en desearlo", aseguró.

Estas palabras no convencieron a Rosa Díez, quien hizo notar la "extravagancia" que supone que tenga que ser una parlamentaria "en la más solitaria de las oposiciones" la que pida al Gobierno un acuerdo contra la crisis, sobre todo si se compara con otros países europeos, como Alemania, donde sí existe un gran pacto contra la crisis. "Ustedes no tienen ambición de país", remachó.

"PERMANENTE EJERCICIO DE INACCIÓN" DEL GOBIERNO

La diputada de la formación integrada en el Grupo Mixto reprochó al Gobierno que negaran primero la crisis cuando empezó a manifestarse, algo que achacó a que las elecciones del pasado año "les nublaron el juicio", para instalarse a continuación en un "permanente ejercicio de inconcreción". "Ustedes se sentaron a la puerta de su casa a esperar a que la crisis pase", denunció.

Díez señaló que el paro y el endeudamiento derivado de la crisis ha llevado a los españoles a perder diez puntos en su nivel de renta de trabajo, el mayor descenso de su historia, al 46% del PIB, un nivel diez puntos inferior a la media europea, mientras que el porcentaje de empresas innovadoras ha disminuido desde el 28,2% de 2004 al 25,9% en 2007.

La diputada progresista achacó esta situación a la apuesta del PSOE por mantener el modelo económico que heredó de las etapas de Gobierno 'popular'. "No toda la culpa la va a tener José Luis Rodríguez Zapatero", admitió Díez, quien, no obstante, aseguró que "por mucho que trabajen" los socialistas no han logrado resolver nada, mucho menos devolver la confianza a los millones parados.

SALGADO LE REPROCHA SU RECHAZO A LA INTERVENCIÓN EN CCM

Además, alertó de que el "desmesurado peso de los intereses autonómicos" perjudica la salida a la crisis, como puso de manifiesto, a su juicio, el resultado de las propuestas de resolución al Debate sobre el estado de la Nación que antes había valorado Salgado. "Un gran pacto de Estado son más que votaciones puntuales, el trabajo parlamentario es necesario pero insuficiente", advirtió.

Salgado replicó a Díez que en un acuerdo "hay dos partes" y no es suficiente la "voluntad de una de ellas" para lograrlo. En este sentido, reprochó a la diputada del Grupo Mixto que en una materia "de trascendencia" como fue la votación del decreto que autorizó la intervención en Caja Castilla-La Mancha, UPyD fuera la única formación que se pronunció en contra. "Espero que a partir de ahora se sume al acuerdo", incidió.