Seat exige "medidas adicionales" a la plantilla pese a la asignación del Q3

  • Barcelona, 22 abr (EFE).- El presidente de Seat, Erich Schmitt, ha afirmado hoy que la producción del Audi Q3 en Martorell (Barcelona) permitirá crear nuevos empleos a partir de 2011, aunque ha advertido que hasta entonces será necesario aplicar "medidas adicionales" que hagan más competitiva la factoría catalana.

Barcelona, 22 abr (EFE).- El presidente de Seat, Erich Schmitt, ha afirmado hoy que la producción del Audi Q3 en Martorell (Barcelona) permitirá crear nuevos empleos a partir de 2011, aunque ha advertido que hasta entonces será necesario aplicar "medidas adicionales" que hagan más competitiva la factoría catalana.

Schmitt, que ha comparecido ante la prensa tras la confirmación oficial de Audi de que el nuevo todoterreno urbano de la marca se producirá en Seat, ha negado de forma rotunda que la filial de Volkswagen vaya a recibir 300 millones de euros en forma de ayudas por parte de Gobierno y Generalitat, y ha preferido hablar de "préstamos a bajo interés".

Por el momento, lo único que ha trascendido es que el Ministerio de Industria concederá unos 100 millones de euros en ayudas a Seat, mientras que la Generalitat le otorgará 40 millones en créditos convertibles en acciones de una sociedad mixta de innovación.

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, ha señalado que el anuncio de la construcción en la planta de Martorell del Audi Q3 es "el primero pero no será el último" y pronto habrá otras "buenas noticias" para la industria automovilística española.

Se trata, ha dicho el ministro, de una "buenísima noticia" para el sector, que podría repetirse pronto, aunque no ha querido confirmar si el Gobierno está negociando con otras marcas automovilísticas para la producción en sus plantas españolas.

Volkswagen invertirá unos 300 millones de euros en la fabricación de unas 80.000 unidades anuales del nuevo modelo, que se iniciará en febrero de 2011 y permitirá salvar unos 1.200 puestos de trabajo en la planta catalana.

Schmitt, no obstante, se ha mostrado convencido de que en 2011, cuando se inicie la fabricación del Q3 y "se haya superado la crisis", será posible crear incluso nuevos puestos de trabajo, tanto en Seat como en la industria auxiliar.

El presidente de la compañía, no obstante, ha advertido que la factoría catalana aún no es competitiva, por lo que ha pedido a la plantilla "medidas adicionales" que permitan reducir los costes laborales.

"Frente a las plantas de Europa del este, en la parte de costes laborales aún no hemos conseguido lo que debemos conseguir", ha señalado Schmitt, quien ha apuntado la necesidad de aplicar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal y de que los aumentos salariales se sitúen por debajo de la tasa de inflación.

Instituciones, partidos, políticos y sindicatos han celebrado hoy la confirmación oficial, por parte del consorcio alemán, de que Seat ha sido la planta elegida para producir el Q3, tal y como avanzaron ayer CCOO y UGT.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha mostrado su satisfacción por esta decisión, que permite asegurar, ha subrayado, 7.500 empleos directos e indirectos.

También la consellera de Trabajo, Mar Serna, se ha felicitado por esta confirmación y ha dicho que "el sector de la automoción en Cataluña tiene futuro", mientras que el presidente de la Generalitat, José Montilla, ha manifestado que la noticia es una muestra de que "si se trabaja en colaboración entre las administraciones y los sindicatos los proyectos salen adelante".

CCOO de Cataluña, por su parte, ha exigido al Gobierno y a la Generalitat que asuman su responsabilidad y dediquen "un poco más de energía" para conseguir que los componentes del Audi Q3 se fabriquen también en Cataluña.

El sindicato considera que "no sería de recibo" que las cuantiosas ayudas que las administraciones otorgarán a Volkswagen para producir el Q3 en España acaben generando empleo en Alemania, si es que finalmente las piezas del vehículo se fabrican en ese país.