Sevilla.-Sucesos.-Los heridos de Écija no corren peligro de muerte y la mujer y los niños "están bien", según el alcalde

ÉCIJA (SEVILLA), 12 (EUROPA PRESS) La mujer propietaria de la vivienda de Écija (Sevilla) donde una deflagración ha ocasionado hoy siete heridos y sus dos hijos menores de edad sólo han sufrido lesiones leves a consecuencia de la explosión e incluso podrían haber recibido ya el alta médica en el hospital de la ciudad, según informó a Europa Press el alcalde, Juan Wic, tras haber consultado con la dirección del propio centro hospitalario. Juan Wic explicó que la mujer y sus vástagos "están bien" e incluso podrían haber recibido el alta hospitalaria, toda vez que los tres operarios de Gas Natural evacuados desde el hospital de Écija hasta la Unidad de Quemados del hospital Virgen del Rocío "no corren peligro" de muerte, si bien habrían sufrido quemaduras en los rostros y otras partes vulnerables de su anatomía a consecuencia del estallido. Según aclararon fuentes del servicio unificado de emergencias 112 de Andalucía, los siete heridos fueron inicialmente evacuados al hospital de Écija, la mayoría de ellos en vehículos de la Policía Local. En este centro hospitalario fueron atendidos los cuatro operarios, siendo tres de ellos derivados a la Unidad de Quemados del hospital Virgen del Rocío mientras su último compañero sigue en este centro. También en el centro hospitalario de Écija han sido atendidos la dueña de la vivienda y sus dos hijos, aunque como señalaba el alcalde podrían haber recibido ya el alta. El sargento del parque de bomberos de Écija, Adolfo Simino, informó a Europa Press de que la deflagración se habría producido en el número uno de la avenida del Valle cuando estos cuatro operarios de la compañía Gas Natural inspeccionaban la red de suministro de esta vivienda, cuya propietaria había requerido una supervisión de las instalaciones de Gas Natural a cuenta de alguna incidencia. Los operarios estaban purgando los conductos del sistema de abastecimiento de gas cuando, por motivos aún por esclarecer, se produjo una explosión que afectó gravemente a la cocina y el cuarto de baño, aunque inicialmente Adolfo Simino no teme por la estabilidad del edificio.