Timothy Geithner admite la responsabilidad de EE.UU. en el origen de la crisis económica

  • Washington, 22 abr (EFE).- El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, pidió hoy a la comunidad internacional un mayor esfuerzo coordinado para salir de la crisis, en cuyo origen, admitió, EE.UU. tuvo una responsabilidad "sustancial".

Washington, 22 abr (EFE).- El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, pidió hoy a la comunidad internacional un mayor esfuerzo coordinado para salir de la crisis, en cuyo origen, admitió, EE.UU. tuvo una responsabilidad "sustancial".

En una conferencia en Washington, donde se reunirán durante el próximo fin de semana los responsables financieros de todo el mundo para decidir la estrategia del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial, Geithner dijo que su país "tiene una parte sustancial en la responsabilidad de lo que ha ocurrido".

No obstante, señaló, se necesita la acción concertada de todos para afrontarla, aunque no todos los países se encuentran en la misma situación ni necesitan las mismas medidas.

"Todos estamos en la misma tormenta, pero no en el mismo barco. Cada uno de nosotros nos enfrentamos a desafíos diferentes", apuntó.

El secretario del Tesoro destacó que la crisis financiera está "evolucionando" y que los países, por tanto, deben adaptar sus estrategias a esta realidad cambiante.

"Debemos adaptar mejor nuestras políticas conforme las condiciones evolucionan, y debemos asegurarnos de que actuamos con la misma fuerza e intensidad que requiere este desafío", aseveró.

Geithner aprovechó su intervención para dejar claro que, en su opinión, resolver los problemas actuales llevará un tiempo, porque "no se trata solo de salir de la tormenta, sino de construir un mejor sistema financiero".

Los líderes económicos de todo el mundo llegarán a Washington el próximo viernes para participar en la reunión semianual del FMI y el Banco Mundial, y para avanzar en los acuerdos alcanzados en la cumbre del G-20 de principios de abril en Londres.

Hoy el FMI pronosticó que la economía mundial se contraerá este año un 1,3 por ciento, cuando hace cuatro meses, en enero pasado, calculaba un leve incremento del 0,5 por ciento.