Touriño garantiza que su gobierno no repetirá la actitud "antidemocrática" de Feijóo cuando estuvo en funciones

Cree que el que será su sucesor debería "ponerse colorado" en lugar de exigir el traspaso de poderes de forma "indebida y ansiosa" SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 (EUROPA PRESS) El presidente del Gobierno gallego en funciones, Emilio Pérez Touriño, acusó hoy al que será su sucesor, Alberto Núñez Feijóo, de tener un "comportamiento antidemocrático" cuando era vicepresidente de la anterior Xunta provisional y, frente a esto, garantizó que ni él ni sus conselleiros repetirán "algo parecido" hasta que se materialice el traspaso de poderes. De este modo se pronunció Touriño en la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta, e interpretó que al líder del PPdeG "le traiciona el subconsciente" cuando pide que el bipartito paralice las adjudicaciones mientras está en funciones. Precisamente, achacó el "ansia" de Feijóo por agilizar el traspaso de poderes a un intento de evitar que socialistas y nacionalistas reediten la actitud del Gobierno Fraga tras las elecciones de 2005 y, en lugar de la petición "indebida e improcedente" del futuro presidente de la Xunta, Touriño consideró que debería "ponerse colorado". "Pero Feijóo parece que no se pone colorado por casi nada", apostilló. En este sentido, acusó al líder de los populares gallegos de convertir en "anormales" cosas que no lo son, como el traspaso de poderes, que, insistió, "no se puede hacer" hasta la constitución del Parlamento del próximo 1 de abril. "A partir de esa fase sí será posible", aclaró, y agregó que esto es "lo normal aquí y en todas partes". COMPARACIÓN CON EL PAÍS VASCO En esta línea comparativa, aludió al caso del País Vasco, donde se celebraron elecciones autonómicas el mismo día que en Galicia y donde los grupos se limitan a reunirse para analizar la constitución del Parlamento porque "es lo que hay que hacer". Puesto que esto lo sabe "hasta un estudiante de primero de Derecho --la carrera en la que se licenció Feijóo--", tachó de "inexplicable" y "excesiva" la insistencia del futuro presidente de la Xunta por iniciar la transferencia de poderes y, al respecto, ironizó con que haya dicho que mantiene su teléfono móvil encendido "día y noche" para abordar este asunto. "Vaya gasto, me preocupa", bromeó y, tras enfatizar que hasta el 1 de abril "no procede hacer ningún traspaso de nada", sugirió a Feijóo que "no hace falta que tenga el móvil encendido" para evitar que el bipartito haga adjudicaciones que no le corresponden por estar en funciones. "Mi Gobierno no lo hace", garantizó, para desvincularse de la actitud del último Ejecutivo dirigido por Fraga y que desgranó con varios ejemplos. ANTERIOR GOBIERNO POPULAR Entre otros, citó la aprobación del plan acuícola, de nueve parques eólicos por más de 200 millones de euros, de siete centrales hidroeléctricas o la firma de "los convenios que se les ocurrió". También habló del área de competencia de Feijóo y le atribuyó 39 convenios mientras ocupó la Vicepresidencia de la Xunta en funciones, entre ellos, uno por importe de 37 millones con la Diputación de Lugo. "Siendo yo presidente, el 4 de agosto --día de la toma de posesión de Touriño--, autorizó un convenio con el Ayuntamiento de Ferrol", continuó. "Entonces su departamento ya dependía de mi", recriminó, y a esto sumó otros comportamientos "curiosos" de Feijóo mientras estaba en funciones. "No desperdiciaba la oportunidad de seguir trabajando, tenía una agenda muy cargada", dijo en tono irónico, y le reprochó que tras las elecciones de 2005 el entonces vicepresidente de la Xunta en funciones colocase la primera piedra de la vía de alta capacidad Nadela-Sarria. "También le gustaba inaugurar", siguió y, como ejemplo, citó la apertura del tramo As Pontes-Cabreiros antes del traspaso de poderes al bipartito.