Un complejo residencial coreano recuerda a las Torres Gemelas en el momento del impacto de los aviones en el 11-S


Un polémico diseño arquitectónico recuerda los atentados del 11-S.

Un polémico diseño arquitectónico recuerda los atentados del 11-S. MVRDV

Un polémico diseño arquitectónico recuerda los atentados del 11-S.

Un polémico diseño arquitectónico recuerda los atentados del 11-S. MVRDV

Un polémico diseño arquitectónico recuerda los atentados del 11-S.

Un polémico diseño arquitectónico recuerda los atentados del 11-S. MVRDV

Un polémico diseño arquitectónico recuerda los atentados del 11-S.

Un polémico diseño arquitectónico recuerda los atentados del 11-S. MVRDV

Un polémico diseño arquitectónico recuerda los atentados del 11-S.

Un polémico diseño arquitectónico recuerda los atentados del 11-S. MVRDV

Un polémico diseño arquitectónico recuerda los atentados del 11-S.

Un polémico diseño arquitectónico recuerda los atentados del 11-S. MVRDV

Un polémico diseño arquitectónico recuerda los atentados del 11-S.

Un polémico diseño arquitectónico recuerda los atentados del 11-S. MVRDV

Un polémico diseño arquitectónico recuerda los atentados del 11-S.

Un polémico diseño arquitectónico recuerda los atentados del 11-S. MVRDV

¿Terrible casualidad o un diseño desafortunadamente malintencionado? Esa es la duda que recorre Internet desde que el pasado miércoles la firma de arquitectos holandesa MVRDV presentase 'La Nube' un complejo residencial de lujo proyectado para el distrito financiero de Seúl, capital de Corea del Sur, y que recuerda de manera bastante gráfica a las Torres Gemelas en el momento de los ataques del 11-S.'La Nube' cuenta con dos edificios –de 300 y 260 metros, respectivamente– de aspecto similar al WTC 1 y WTC 2. Su disposición sobre el terreno es muy parecida a la de las Torres Gemelas y, por si no fuera suficiente coincidencia, están unidos por una nube 'pixelada' de hormigón y cristal de 10 pisos situada en un lugar casi idéntico –la mitad superior de los edificios– al que se produjeron los impactos. Las torres ofrecen una superficie total de 128.000 metros cuadrados en espacio residencial y se prevé que estén terminadas en 2015. Entre los lujos que 'La Nube' esconde en su interior, destacan un salón de eventos, varios gimnasios, restaurantes y cafeterías. Además, en el tejado, ambos edificios tendrán una terraza de observación con jardines y una piscina desde la que disfrutar de unas vistas únicas de Seúl. El arriesgado diseño elegido por MVRDV no ha gustado demasiado bien a los estadounidenses. Gizmodo, una de las webs más conocidas del mundo de la tecnología y el diseño, le ha dedicado un artículo a los edificios que ha titulado con un gráfico y sentido "¿En qué demonios estaban pensando estos arquitectos?" y en el que se pregunta por qué nadie ha protestado oficialmente.Los internautas tampoco han tardado en mostrar su indignación hacia un diseño que en distintos foros califican como "doloroso". Otros se preguntan, si ya puestos a hacer daño, "¿por qué no han construido una mezquita en su interior?".