Un estadounidense sobrevolará Bagdad sentado en una silla impulsada por 300 globos


El estadounidense Kent Couch está decidido a convertirse en la versión de carne y hueso del simpático abuelito de la película 'UP' (2009). Sentado en un una silla, y sin más ayuda que 300 globos llenos de helio, pretende sobrevolar Bagdad durante 24 horas para celebrar la independencia iraquí."Ahora que Sadam Hussein ya no está y que Estados Unidos está retirando sus tropas, es el momento de Irak comience a soñar con volver a ser un país unido", ha asegurado el aventurero antes de embarcarse camino a Dubái, desde donde iniciará un trayecto por tierra hasta Bagdad, donde el próximo 15 de noviembre levitará sobre la 'Zona Verde', a 25.000 pies, acompañado del activista local Fareed Lafta.Este será el segundo gran reto de este propietario de una estación de servicio en Bend, Oregón (EEUU). En 2008, se elevó en una silla de jardín sujeta a 150 grandes globos llenos de helio y voló sobre el desierto hasta que descendió en un campo de Cambridge –en el vecino estado de Idaho – después de reventar uno a uno los globos con una escopeta de perdigones. Al llegar fue recibido por decenas de personas que le llevaron agua y comida.Couch tardó unas nueve horas en recorrer los aproximadamente 378 kilómetros que separaban su jardín de Cambridge en unas nueve horas. Una aventura con final trágicoEl éxito del 'hombre globo' estadounidense contrasta con la desdicha del sacerdote brasileño Adelir Antonio de Carli, que desapareció en 2008 al intentar batir el récord mundial de vuelo con globos de helio.Dos meses después de su desaparición, su cadáver fue encontrado en alta mar, a 100 kilómetros de la costa de Río de Janeiro, a más de 1.500 kilómetros del lugar del que había partido. El religioso, de 42 años, iba equipado con GPS, pero en uno de los últimos mensajes que envió a través de su teléfono móvil reconoció que no sabía cómo utilizarlo. Ese error de cálculo le costó la vida.