Un hombre arranca un ojo a mordiscos a su hijo de cuatro años en California

NUEVA YORK, 19 (EUROPA PRESS/ Emilio López Romero)

Un hombre de 34 años ha sido acusado por las autoridades del estado de California de un delito de "torturas", "malos tratos" y "mutilación" después de que a finales de abril arrancara un ojo a mordiscos a su hijo de cuatro años.

Se trata de Angelo Mendoza, de 34 años y residente en la localidad de Bakersfield, quien al parecer se encontraba bajo los efectos de las drogas cuando atacó al pequeño Angelo, que también sufrió heridas en el otro ojo.

Los hechos ocurrieron el pasado 28 de abril y fue una vecina quien tras escuchar los gritos del menor entró al apartamento y encontró al pequeño desnudo y tumbado en el suelo sobre un charco de sangre, e inmediatamente después llamó a la Policía para denunciar lo ocurrido.

"Cuando llegué Angelo estaba tumbado en el suelo, inconsciente y desnudo", afirmó Tonya Hammond a un diario local. "Pude comprobar que estaba respirando y con vida porque su estomago subía y bajaba", añadió la horrorizada vecina.

El padre del menor, en silla de ruedas por una lesión de médula espinal, intentó abandonar la vivienda tras lo ocurrido y poco después fue encontrado por la Policía. Desde entonces permanece ingresado en un centro médico a la espera de su comparecencia ante un juzgados prevista para mañana.